Compartir
Publicidad

¿En qué orden debemos colocar los discos en las barras?

¿En qué orden debemos colocar los discos en las barras?
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quizás para algunos puede parecer un tema súper obvio, pero como en estos días en los gimnasios se ve de todo creo que no está de más recordarlo. ¿Sabes cuál es el orden correcto para colocar los discos en las barras? Tiene más miga de lo que crees...

La primera regla que debemos aprender es la de utilizar la barra y los discos correctos. Si vas a realizar un movimiento olímpico, como por ejemplo una arrancada, tendrás que utilizar una barra olímpica: los rodamientos de los extremos de la barra te ayudarán a realizar bien el movimiento, ya que los discos pueden girar de forma libre. El segundo paso es usar los discos correctos: si vas a practicar técnica, usa discos de técnica que suelen ser más ligeros y menos voluminosos. Si vas a entrenar fuerza, utiliza los discos para levantamientos, con un peso mayor y recubiertos de goma o caucho para poder dejarlos caer libremente sin causar daños.

Las dos normas básicas a la hora de colocar los discos en la barra son las siguientes: - Utiliza discos pesados: con esto quiero decir que si tienes que cargar 25 kilos uses un disco de 25 kilos, y no cinco discos de cinco kilos. La razón principal es porque los discos más grandes son más robustos y aguantan mejor los golpes contra el suelo. Otro motivo es que de esta manera no echas 50 paseos buscando los discos por todo el gimnasio y, sobre todo, no acaparas el material de forma innecesaria.

  • Los discos más pesados se colocan más cercanos al centro de la barra: vamos, que son los primeros que tienes que colocar. Cuando la barra cae al suelo, los discos que se encuentran más cerca del centro son los que absorben el impacto. Los demás discos se colocan en orden de mayor a menor (los más ligeros en los extremos de la barra).

Algunos tips a la hora de cargar las barras

  • Utiliza un disco pequeño a modo de peana: cuando vayas a cargar la barra, coloca en el suelo un disco de poco peso y monta sobre él el primer disco grande. De este modo la barra quedará elevada y podrás meter los discos restantes de forma cómoda y sin dañarte la espalda.

  • Utiliza siempre los topes de seguridad: en serio, aunque trabajes solo con cinco kilos, merece la pena utilizarlos. El movimiento de la barra, aunque solo sea arriba-abajo, ya hace que los discos se desplacen, y no quieres acabar con más peso en un lado que en otro. Tampoco sabes a dónde va a ir a parar ese disco que se cae, así que por tu seguridad y por la de los demás, utiliza los topes.

  • No mezcles discos de técnica con discos para levantamientos: son de materiales diferentes, y los discos de técnica se pueden dañar al gopearse contra el suelo. Si necesitas más discos, espera a que un compañero termine.

  • Vuelve a colocar en su sitio el material cuando termines de entrenar: eso incluye descargar las barras y colocar los discos en los racks. Mantendréis el gimnasio ordenado, mejoraréis el ambiente de entrenamiento y conseguiréis un entrenamiento funcional extra.

Imagen | iStock
En Vitónica | ¿Cuánto pesan las barras del gimnasio?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio