Publicidad

Entrenamiento con anillas, una forma diferente de trabajar los músculos

Entrenamiento con anillas, una forma diferente de trabajar los músculos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Habitualmente en Vitónica nos gusta presentaros diferentes ejercicios y rutinas para variar los entrenamientos y conseguir un mayor desempeño a la hora de tonificar los músculos. Por ello en esta ocasión nos queremos detener en una modalidad de entrenamiento muy poco difundida, se trata del trabajo muscular con anillas.

Hasta la fecha siempre se ha visto esta forma de entrenamiento como algo reservado únicamente a los atletas olímpicos, pero ya son muchos los centros que entre sus aparatos nos ofrecen unas anillas para poder trabajar sobre ellas. Por ello, y porque cada vez son más los que se apuntan a esta moda, queremos destacar los beneficios de trabajar en este aparato. Eso sí, hay que tener bien claro que es necesario tener un control total sobre los movimientos que vamos a desarrollar, para lo que nos servirá la ayuda de un instructor que nos guíe en los diferentes ejercicios.

Inestabilidad, la base del trabajo con anillas

Lo más destacable a la hora de entrenar con anillas es la alta inestabilidad que vamos a experimentar, y es que precisamente esto dota de dificultad al ejercicio. En concreto lo que nos hará es poner a trabajar los músculos estabilizadores del tronco y de los hombros, por lo que estaremos contantemente trabajando el tronco y la parte superior a lo largo de todo el ejercicio y con cualquier movimiento que llevemos a cabo.

Mejor fuerza de agarre que trabajando con otros aparatos

Al ser las anillas el único agarre del cuerpo a lo largo de todo el ejercicio, lo que conseguiremos será mejorar la fuerza de agarre. Concretamente conseguiremos mejorar la fuerza en la parte del antebrazo, una zona que casi siempre dejamos de lado a la hora de entrenar. A esto hay que sumarle que el trabajo del tren superior del cuerpo va a ser muy elevado con este tipo de entrenamiento, ya que lo mantendremos todo el tiempo en tensión.

Desarrollo de la flexibilidad y la coordinación

Pero no solo la práctica de esta modalidad de entrenamiento nos ayudará a mejorar la musculatura, sino que nos ayudará a desarrollar otras facultades como la flexibilidad. Sobre todo nos ayudará a incidir en la de los hombros y la parte superior del cuerpo. Junto esto mejoraremos la coordinación, pues los ejercicios en anillas requieren de un perfecto control del cuerpo, pues mezclaremos diferentes movimientos de distintas partes del cuerpo para el desarrollo de cada ejercicio.

Hay que tener presente que se trata de una forma de entrenar que nos requerirá una** concentración elevada y una fuerza previa**, sobre todo en la parte superior del cuerpo. Por ello es importante que al principio nos sirvamos de la ayuda de un compañero o un monitor que controle mucho más este tipo de entrenamiento, pues de este modo lograremos mejores resultados y evitaremos posibles lesiones.

Imagen | Istock

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir