Publicidad

Flexiones de pecho en TRX con flexión de piernas

Flexiones de pecho en TRX con flexión de piernas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En muchas ocasiones hemos comentado lo bueno que es la realización de ejercicios con el TRX para controlar nuestro cuerpo y ponerlo a tono con la simple actividad del cuerpo. Pero es cierto que dependerá de los ejercicios para conseguir unos resultados u otros. Por ello en esta ocasión vamos a detenernos en un ejercicio avanzado. Se trata de las flexiones con flexión de piernas.

Con este ejercicio lo que haremos será trabajar fundamentalmente los músculos que componen el pectoral, pero además indirectamente estaremos incidiendo en los tríceps y en la pared abdominal, pues el movimiento que realizamos al final del ejercicio así lo permitirá. Se trata de un ejercicio aconsejable para aquellas personas familiarizadas con el TRX y que controlen a la perfección su cuerpo y los músculos que lo componen.

Posición de inicio

Para la realización de este ejercicio simplemente necesitaremos nuestro cuerpo y unas cuerdas de TRX, ya que nos vamos a suspender apoyándonos solo por las palmas de las manos, de modo que toda la tensión la vamos a concentrar en la parte trabajada, el pectoral. Para ello debemos colocar las sogas en un punto de anclaje y a una altura suficiente del suelo que nos permita colocar los pies y que los brazos queden casi extendidos por completo, haciendo que nuestro cuerpo quede paralelo al suelo.

La postura de inicio para este ejercicio será esta, colocados mirando al suelo, con los pies sujetos y suspendidos por el TRX, ya que cada pie lo apoyaremos en una de las sogas de éste. Las palmas de las manos las colocaremos paralelas a la altura del pecho, como si fuésemos a realizar flexiones convencionales. La espalda y el cuerpo lo mantendremos recto y para comenzar lo haremos apoyados contra el suelo, de modo que los brazos quedarán encogidos y los pies elevados al seguir suspendidos por el TRX.ç

Realización del ejercicio

El primer movimiento que vamos a realizar será elevar el cuerpo mediante la acción de los músculos pectorales, que al contraerse nos permitirán estirar los brazos para elevar el cuerpo. Una vez realizado este movimiento, y sin parar, flexionaremos las piernas de modo que las rodillas lleguen a tocar el pecho. Para ello debemos contraer el abdomen y elevar de manera vertical el tronco, pues no dejaremos de tener los pies apoyados en las sogas de TRX, que serán las que nos permitirán realizar este movimiento.

Una vez realizado este movimiento debemos volver a la posición de origen. Primero volveremos a estirar el cuerpo y después encogeremos los brazos para volver a llevar la cara al suelo. De este modo realizaremos de nuevo el mismo recorrido contrayendo al máximo primero los músculos pectorales y después los abdominales. Un ejercicio completo que no ayudará a tonificar al máximo las zonas trabajadas.

Imagen | IstockPhoto Video | Youtube/ Adrián Huerta Espinosa

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir