Este es el mejor ejercicio para definir brazos y reemplazar las clásicas flexiones

Gordon Cowie Isg1jhn Vfk Unsplash
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Si buscas trabajar tu cuerpo en la comodidad de tu casa o al aire libre, sin la necesidad de acudir a un gimnasio y utilizar sofisticadas máquinas o equipamiento deportivo específico, te mostramos una alternativa a las clásicas flexiones que te permitirán definir brazos de forma efectiva; se trata de las llamadas inmersiones o fondos de tríceps.

Fondos de tríceps: una alternativa para fortalecer brazos

Para trabajar tus brazos de forma efectiva las flexiones o push ups son de los  ejercicios más usados. Sin embargo, los fondos o inmersiones de tríceps son una alternativa segura e incluso más beneficiosa que las primeras.

Los fondos de tríceps se pueden realizar en la comodidad de nuestra casa, utilizando únicamente nuestro cuerpo, o bien empleando una silla, un banco o una escalera para apoyar nuestros brazos.

Al mismo tiempo, este movimiento permite añadir peso extra de forma cómoda, resultando por ello una opción que permite ejercitarnos de manera intensa y cómoda en mayor medida que las flexiones de brazos.

Cómo realizar fondos de tríceps

Una técnica de ejecución correcta resulta clave para realizar cualquier tipo de ejercicio, por lo tanto recomendamos concentrarnos en la posición de este movimiento para realizar fondos de tríceps de forma segura y efectiva.

Para comenzar el ejercicio en un banco o silla, nos colocaremos de espalda a la misma y colocaremos ambos pies ligeramente separados, a alrededor de un metro de distancia de nuestro apoyo.

Flexionamos las rodillas para apoyar las palmas de las manos por detrás del cuerpo en el banco o la silla que utilizamos como soporte, de manera tal que estas queden en el borde del mismo y separadas ligeramente más allá del ancho de los hombros, con los dedos mirando hacia nuestro cuerpo.

Istock 1272577308

Desde esta posición y con el abdomen contraído así como todo el peso del cuerpo sobre nuestros brazos, flexionamos los codos dirigiendo los mismos hacia atrás y por los lados del cuerpo, para descender glúteos y torso hasta que los brazos formen un ángulo de 90 grados.

Es importante que el cuerpo descienda cerca del banco que utilicemos como apoyo y que los codos se flexionen a no más de 90 grados, siempre cerca del tronco.

Este movimiento también puede realizarse apoyando las manos en el suelo o bien, en paralelas. También se puede intensificar el trabajo utilizando  como apoyo una superficie inestable como pueden ser anillas o pelotas, o bien colocar no sólo manos sobre un banco sino también elevar las piernas para trabajar aún más intenso.

Con este ejercicio podemos implementar carga apoyando la misma sobre la pelvis o colocándonos un chaleco lastrado en el tronco.

Con los fondos o inmersiones de tríceps podemos reemplazar perfectamente a las flexiones de brazos y trabajar intensamente los tríceps en todas sus porciones, concentrando aún más el esfuerzo en estos músculos si los codos se mantienen cerca del cuerpo durante la flexión.

Sin embargo, también permite trabajar pectorales y deltoides por lo que  nuestros hombros y brazos se encontrarán más definidos que nunca con su  práctica.

En Vitónica | Calistenia: qué es, beneficios y mejores ejercicios

En Vitónica | Cenas saludables: las mejores recetas

Imagen |  Gordon Cowie, Oleksii Bulgakov

Inicio