Compartir
Publicidad
Publicidad

Guía para principiantes (XLV): Sentadillas o squats con piernas separadas

Guía para principiantes (XLV): Sentadillas o squats con piernas separadas
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Continuando con nuestra guía para principiantes hoy describiremos un ejercicio que constituye la variante a un movimiento clásico al momento de trabajar nuestros músculos. Se trata de sentadillas o squats con piernas separadas que permite focalizar el trabajo en la cara interna de los muslos.

Técnica de ejecución de sentadillas o squats con piernas separadas

Para comenzar el ejercicio debemos coger una barra con ambas manos y situarla por detrás de la cabeza justo encima de los trapecios, un poco más alto que los deltoides. De pie, con las piernas separadas más allá del ancho de los hombros y las puntas de los pies mirando hacia afuera, comenzamos el movimiento.

Inspiramos profundamente y descendemos el torso al mismo tiempo que contraemos el abdomen. Sin inclinar el torso ni curvar la espalda sino bajando el cuerpo mediante la flexión de las piernas, descendemos hasta que las rodillas queden paralelas al piso, siempre mirando hacia los lados del cuerpo. Mientras espiramos regresamos a la posición inicial.

Músculos trabajados con squats o sentadillas con piernas separadas.

La sentadilla es un ejercicio que solicita principalmente los músculos de las piernas. Sin embargo, al separar las extremidades inferiores el movimiento demanda el trabajo sobre todo, del conjunto de los aductores (aductor mayor, aductor medio, aductor menor, pectíneo y recto interno).

Por supuesto, no dejan de trabajarse los cuádriceps, isquiotibiales y el glúteo mayor como en el squat clásico; y de manera secundaria se requiere de la contracción de los músculos sacrolumbares y abdominales para realizar el ejercicio con la postura adecuada.

sentadilla.musu

Consejos y errores frecuentes al realizar squats o sentadillas con piernas separadas.

  • Curvar la espalda: si el torso desciende por la inclinación de la espalda no sólo no estaremos trabajando correctamente los músculos de las piernas, sino que además, podemos lesionar la zona lumbar y hasta sufrir una hernia discal.
  • Flexionar las rodillas hacia adelante: las rodillas en este squat deben flexionarse hacia los lados mientras descienden los glúteos y el torso por dicho movimiento, nunca debemos tirar las rodillas hacia adelante sino que debemos imitar el gesto de sentarnos en una silla, en este caso, mientras las piernas se abren hacia los lados cuando descendemos el torso.


Imagen | Wikimedia y Libro “Guía de los Movimientos de Musculación” por Frederic Delavier
Video | Ultimatefatloss

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos