Compartir
Publicidad

Hard Core Training: los principios para entrenar intensamente la zona media

Hard Core Training: los principios para entrenar intensamente la zona media
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad


El entrenamiento de la zona media del cuerpo tiene como principal objetivo conseguir que todos los movimientos sean eficientes y seguros, ya que contribuye a prevenir lesiones, desarrollar la fuerza de manera funcional e incrementa el tono de los músculos.

Por todas éstas razones, daremos los principios básicos que rigen el Hard Core Training, o el entrenamiento intenso del núcleo del cuerpo, pues en la mayoría de los casos, sólo se confunde a éste método de entrenamiento con una forma más de conseguir abdominales fuertes, pero aunque ésto se logra, entrenar la zona media del cuerpo significa mucho más que eso.

Una de las bases fundamentales del entrenamiento del core es que se cada movimiento no se interpreta de manera aislada, sino que es algo más complejo que involucra músculos sinergistas, estabilizadores, neutralizadores y antagonistas con la finalidad de proporcionar niveles óptimos de fuerza funcional, estabilidad y control neuromuscular.

El core es, en este sentido, el núcleo del cuerpo y por ello, la zona de más poder desde la cual se desprende el movimiento y por lo tanto, se debe fortalecer y desarrollar para producir a partir de aquí, fuerza, eficiencia neuromuscular y reducir el riesgo de lesiones.

Además, debemos comprender que el core es mucho más que los músculos abdominales, ya que incluye la musculatura lumbar, la musculatura torácica, la columna vertebral y la musculatura que rodea la cadera.

Por otro lado, frecuentemente se sitúa el entrenamiento del core en la última porción de la rutina de ejercicios, cuando en realidad, es lo ideal trabajar el core en la primera porción de la sesión de ejercicios, pues es en éste punto donde deberemos esforzarnos más y por eso, lograremos mayor coordinación neuromuscular que permita estabilizar el cuerpo involucrando cada uno de los músculos antes dichos.

Es indispensable que tengamos en cuenta éstas bases que guían y dirigen al entrenamiento del core para gozar de los beneficios que el fortalecimiento de la zona media ofrece, tanto para efectuar las actividades de la vida diaria como para optimizar el desempeño deportivo.

En el ámbito cotidiano, se logrará una mejor postura corporal y menor riesgo de lesiones. Mientras que en el ámbito deportivo, se obtendrá mayor estabilidad, mejores y más eficientes movimientos, más equilibrio, coordinación, fuerza, masa muscular y sobre todo, control neuromuscular, ya que es fundamental que comprendamos que los movimientos no sólo se efectúan correctamente si tenemos una zona media fuerte, sino también, si el sistema nervioso central lo desea.

Éstos son algunos de los principios del entrenamiento del core, los cuales podrán colaborar para que nuestra rutina de ejercicios cuente con éstas premisas y nos permitan fortalecer el tronco en su totalidad, desde a espalda y la zona lumbar hasta cada uno de los músculos abdominales.

Más información en | Momentummedia
En Vitónica | El core, una modalidad diferente de entrenar la parte central del cuerpo
Imagen | Flickr (Fonzie’s cousin)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos