Publicidad

Para conseguir una buena definición muscular debemos seguir haciendo pesas

Para conseguir una buena definición muscular debemos seguir haciendo pesas
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Con la llegada del verano la gran mayoría de nosotros comienza a realizar rutinas de entrenamiento encaminadas a conseguir una mayor definición muscular. En infinidad de ocasiones hemos tratado este tema, y a día de hoy aún siguen habiendo muchas dudas al respecto. Por ello en esta ocasión nos vamos a detener en una práctica muy extendida que es la de disminuir la intensidad de los entrenamientos en lo que se refiere a las cargas, para aumentar las repeticiones y así conseguir quemar más calorías.

Esta práctica antes descrita en muy habitual, pero nosotros nos hacemos una pregunta y es si ¿es realmente efectivo este tipo de entrenamiento a la hora de conseguir una mayor definición muscular? Por ello queremos detenernos en este punto, ya que esta no es la solución que debemos adoptar, sino que lo que debemos hacer es un conjunto de varias acciones que pasan por cuidar la dieta, incluir ejercicios aeróbicos, y mantener los entrenamientos de fuerza para así conseguir unos músculos tonificados y libres de grasa.

Aumento del metabolismo basal a medida que aumentamos el tamaño muscular

En primer lugar recordaremos que la quema de calorías del organismo tiene mucho que ver con el funcionamiento metabólico. Realizar ejercicios de musculación nos ayudará a aumentar el tamaño de los músculos y con ello conseguir que nuestro metabolismo basal aumente también, es decir, nuestro organismo consumirá más energía estando en reposo. Por esto es importante mantener los músculos en perfecto estado y para ello no podemos descuidar su entrenamiento. De ahí que sea tan importante seguir manteniendo la rutina de entrenamiento en épocas de definición.

Además, hay que tener presente que al entrenar los músculos seguimos quemando calorías. Eso sí, es mejor guardar menos descansos entre series o alternar cada serie con ejercicios como abdominales por ejemplo. Lo que conseguimos con esto es aumentar la intensidad del ejercicio sin descuidar el trabajo muscular. Realizar circuitos de diferentes ejercicios alternos es otra alternativa para aumentar la quema de calorías con la rutina de entrenamiento de fuerza.

Adaptar la dieta para definir más

Donde debemos ser especialmente cuidadosos es en la dieta cuando lo que buscamos es definir. Normalmente en épocas de definición es necesario que seamos estrictos con la nutrición, es decir, debemos dar a los músculos el alimento que necesitan pero con el menor aporte graso, además de conseguir evitar la retención de líquidos dentro de lo posible. Para ello lo ideal es realizar 5 comidas en las que siempre incluyamos verduras, proteínas, ácidos grasos esenciales… Eso sí, hay que eliminar los dulces de la dieta, el exceso de hidratos de carbono… Podemos ayudarnos con infusiones como manzanilla, cola de caballo… Lo ideal es comer lo más sano posible y si nos ponemos en manos de un profesional mejor que mejor, ya que conseguiremos un mayor control y mejores resultados.

El ejercicio aeróbico, otra ayuda para definir más

También muy importante es la realización de ejercicio aeróbico, ya que con ello conseguiremos una activación metabólica mayor y en más corto tiempo que con el aumento de la masa muscular. Por ello la quema de calorías es mayor, y el organismo seguirá activo más tiempo. De este modo conseguiremos eliminar parte de las reservas de grasa del organismo que éste utilizará a la hora de obtener energía para realizar la actividad. A nuestro alcance tenemos infinidad de actividades aeróbicas entre las cuales la carrera es la reina, pero podemos realizar bicicleta, caminata, elíptica…

Es cierto que os he dado una serie de tips básicos y que existen otras muchas actividades como el Crossfit que guiado y realizado de manera correcta es muy bueno para definir y mantener el tono muscular. A pesar de todo, lo mejor es realizar una mezcla de todas estas actividades, además de cuidar al máximo la dieta, ya que la mayoría de los errores vienen por parte de lo que nos llevamos a la boca.

Imagen | Keith Allison

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir