Compartir
Publicidad

Trucos para aumentar la intensidad a la hora de entrenar los hombros

Trucos para aumentar la intensidad a la hora de entrenar los hombros
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los hombros son una parte del cuerpo que a muchos nos cuesta mucho definir y conseguir que aumente su volumen. En muchos casos esto se debe a que no entrenamos de la forma adecuada, ya que es importante que incidamos directamente sobre los músculos trabajas. Para conseguirlo es muy importante que sepamos aislar al completo cada uno de ellos y así hacer que la tensión los afecte más.

Como siempre hemos comentado en Vitónica, los músculos necesitan ser trabajados en su totalidad para crecer correctamente. Lo mismo sucede con los del hombro. Existen algunos trucos que podemos realizar para mejorar nuestros ejercicios. Es necesario que antes de nada controlemos a la perfección la ejecución de las rutinas básicas de entrenamiento de los hombros para poder añadir nuevas técnicas que aumentarán la intensidad.

Comenzaremos por las elevaciones laterales. Normalmente cuando las realizamos tendemos a elevar el peso comenzando desde abajo pero inclinando los brazos por delante del cuerpo. En este movimiento, encaminado a fortalecer el deltoides, normalmente acaban por intervenir los músculos como el redondo mayor o los pectorales restando intensidad al ejercicio. Para concentrar al máximo en el deltoides tenemos que empezar el movimiento desde la parte trasera de nuestro cuerpo, y tender hacia atrás a lo largo de todo el ejercicio.

Para trabajar deltoides también solemos realizar elevaciones sentados con mancuernas. Es un ejercicio muy completo, pero que podemos mejorar simplemente realizando un sencillo giro cada vez que bajemos el peso hacia abajo. Es decir, cuando elevamos las mancuernas por encima de los hombros solemos acabar con los brazos estirados y las palmas de las manos mirando hacia delante. Al bajar debemos realizar un pequeño giro de muñeca de modo que cuando lleguemos abajo las palmas queden mirando hacia el cuerpo. Este movimiento nos permitirá realizar más recorrido y aumentar la intensidad.

A la hora de realizar elevaciones delanteras con mancuernas normalmente solemos alternar cada brazo de manera que primero elevamos uno y luego el otro. Cuando realizamos esto perdemos la tensión acumulada a lo largo del ejercicio, ya que cuando el brazo que está abajo descansa mientras el otro se eleva, se deja de estimular al músculo y el ejercicio no es tan efectivo. Para aumentar la intensidad es mejor realizar primero la serie de repeticiones con un brazo y luego con el otro.

Esto mismo debemos hacer con las elevaciones laterales, que las podemos realizar a una mano o alternando. Es mejor realizar la serie completa con una mano para incidir más en los músculos. Otra opción para mejorar la intensidad es realizarlas en un banco inclinado, de modo que el tronco quede inclinado y el ángulo de acción sea mayor. La inclinación hará que aislemos al máximo el deltoides y consigamos una mayor intensidad con el ejercicio.

Es importante que nos concienciemos de esto, pero ante todo debemos tener siempre presente que los músculos que conforman el hombro son pequeños y la presión a la que pueden ser sometidos es limitada, por lo que no debemos forzarlos demasiado, ya que podemos fatigarlos con facilidad.

Imagen | GusGus

En Vitonica | Ejercicios para fortalecer el hombro (III): orden de los ejercicios En Vitonica | Algunos puntos a tener en cuenta para entrenar bien el hombro En Vitonica | Ejercicios para fortalecer el hombro (I): el agarre de las mancuernas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio