Compartir
Publicidad

Cómo hacer un correcto mantenimiento de las gafas de natación

Cómo hacer un correcto mantenimiento de las gafas de natación
4 Comentarios
Publicidad

Si vas con asiduidad a nadar seguro que notas que con el tiempo las gafas de nadar pierden sus propiedades, sobre todo en el tema de empañarse los cristales, algo que no es muy cómodo cuando vamos a la piscina, ya que en ocasiones nos hace hasta pararnos para limpiar las lentes y poder seguir nadando. Es por eso que vamos a dar unas nociones básicas de cómo hacer un correcto mantenimiento de las gafas de natación.

Lo primero y más importante es intentar no tocar la parte interna de las lentes con los dedos, sobre todo si las gafas están mojadas porque si tienen un tratamiento anti-vaho no los estaremos cargando. Si necesitamos limpiarlas mientras nadamos o quitarle el agua sólo hay que aclararlas con el agua de la piscina, no tocarlas.

Al final de nuestro entrenamiento debemos aclarar las gafas con agua de la lucha, ya que tiene menos cloro, a ser posible agua fría y siguiendo el mismo consejo de antes: intentar no tocar la lente. Tampoco debemos de guardarlas mojadas y dejarlas ahí sin que se sequen, así alargaremos la vida útil de la goma y el ajuste de los ojos. Lo mejor es meterlas entre la toalla o en la caja y al llegar a casa tenderlas hasta que se sequen sin frotarlas con ningún trapo.

El transportarlas de manera segura en su caja también es importante, así evitamos rayaduras en la lente o deformaciones de la goma. Y si no vamos a nadar en una larga temporada debemos guardarlas en un lugar seco y con poca humedad, sin cambios bruscos de temperatura para evitar que la goma se deforme. Con estos simples consejos podemos hasta triplicar la vida de nuestras gafas de natación, que no está el panorama para comprarse unas cada seis meses.

En Vitónica | Algunos consejos sobre la utilización de las gafas de sol
Imágen | sjon

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio