Compartir
Publicidad

Lesiones en la Natación(III). Rodilla del bracista

Lesiones en la Natación(III). Rodilla del bracista
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una semana más, estoy aquí repasando, las lesiones más importantes en la natación. En la primera entrada, hablé sobre el hombro doloroso, en la segunda sobre la tortícolis y hoy, es el turno para hablar sobre la rodilla del bracista.

¿Qué es la rodilla del bracista?

Cómo su nombre indica, esta patología se produce casi exclusivamente en las personas que nadan el estilo braza. Es una inflamación del ligamento lateral interno de la rodilla producida por un movimiento contínuo de rotación externa y valgo forzado de la rodilla o ,en muchas ocasiones, por una técnica incorrecta. El dolor aparece en la zona propulsiva, es decir, cuando realizamos la patada y se localiza en la cara interna de la rodilla. No cabe decir, que debemos cesar la actividad si existe este dolor, porque sino lo hacemos, podemos aumentar las molestias e incluso poder llegar a lesionarnos gravemente.

¿Cómo evitar la lesión rodilla del bracista?

Mejorar vuestra técnica. Es muy importante que todos los monitores de la escuelas de natación conciencien a los nadadores de realizar una técnica correcta para no lesionarse. Para evitar esta patología debéis procurar alinear las rodillas de tal manera que las piernas se separen la distancia justa que hay entre las caderas.

Tener una buena flexibilidad. En este deporte es muy importante poseer esta cualidad porque evitará que os lesionéis, mejorará vuestra técnica y optimizaréis mejor la fuerza. Para lograrlo, realizar estiramientos antes y después de cada entrenamiento. Los ejercicios de estiramiento que se vayan a realizar antes, deberán ser suaves y cortos y los ejercicios post-entrenamiento serán más intensos y largos. No realizaremos estiramientos balísticos para la extremidad inferior.

Potenciación de la zona abdominal y lumbar. Nos ayudará a realizar un movimiento más equilibrado y a controlar mejor la técnica cuando estemos fatigados. A continuación, os dejo algunos ejercicios que os irían bien para prevenir este tipo de lesión.

En Vitónica | La Natación: un ejercicio saludable, aunque con riesgos Imagen | Angela Radulescu Vídeo | www.fastersswimming.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio