Compartir
Publicidad

Siete consejos para buscar información de salud en Internet

Siete consejos para buscar información de salud en Internet
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Vitónica somos una comunidad que nos movemos a en torno a consejos de hábitos saludables de ejercicio, vida sana, salud y nutrición. Sin embargo, tanto en este como en cualquier lugar de la red donde se ofrezca información relacionada con nuestra salud debemos ser críticos y tener en cuenta una serie de puntos para valorar la fiabilidad de la información. Aquí os dejo unos consejos para buscar información de salud en Internet, que es pero que os sean útiles, por si tenéis alguna duda.

Ya sea información sobre ejercicio, nutrición o una lesión, hay que tener en cuenta que cualquiera puede escribir en Internet, y que puede hacerlo de una forma que parezca profesional, aunque realmente no lo sea. Por lo tanto, ante la información de salud, sigamos unos consejos para hacer búsquedas inteligentes.

  1. ¿Quién escribe? La página, blog, canal de Youtube... Debería dejar claro quién escribe el contenido, con un pequeño perfil del autor: formación, conocimientos, experiencia en el tema, etc. Que sea un experto en un tema, o en varios, no hace que todo lo que escriba sea irrefutable. Por supuesto, huyamos de gurús, o de personas "salidas de la nada" que empiezan a dar consejos sobre todos los temas (y encima se embolsan un buen dinero por ello).
  2. Fecha de publicación: La información sobre salud tiene fecha de caducidad. Estudios de hace dos años pueden estar desfasados; otros de hace diez pueden seguir siendo válidos, por eso es necesario que se incluyan las fechas en las publicaciones, y las referencias que se utilizan como fuente de la información.
  3. Cuidado con las fuentes: Citar una fuente fiable no convierte a un sitio en fiable. Citar estudios aislados tampoco. Huyamos de esos consejos basados en estudios de pocos casos, o en los que se generalizan los resultados de forma inadecuada. En todos los casos, es mejor leer la fuente original, y poder sacar nuestras propias conclusiones.
  4. ¿Ofrece milagros? Malo: A la prensa le gusta mucho destacar contenidos extravagantes y curiosos. Pulseras de equilibrio, tiras de colores, todo tipo de terapias extrañas que hacen los deportistas o los famosos para mejorar sus condición física... Que sea un medio reconocido no quiere decir que el mensaje tenga que ser bueno. Es más, en ocasiones hay blogs, webs o medios que se dejan llevar por modas, o peor, que introducen publirreportajes como si fueran noticias. No nos fiemos de lo que nos cuentan sólo porque parezca muy bonito. A veces lo que parece demasiado bueno para ser verdad, simplemente no lo es. Seamos cautos y críticos.
  5. Lo primero no siempre es lo mejor: Hay quien todavía no sabe que Google y otros buscadores utilizan criterios propios para ordenar los resultados, de tal forma que los que salen en primeras posiciones no tienen que ser los sitios de más calidad o que tienen la información más fiable, sino que son los sitios que mejor se han posicionado para el tema que buscas. A veces hay que indagar un poco para encontrar un blog o web con información de calidad.
  6. Segunda opinión: Esto es importante. Por muy fiable que sea el experto del que leemos los consejos, hay que tener en cuenta que la información hay que adaptarla a cada caso y cada persona. Por ello puede servir de guía, pero siempre tendremos que recurrir a un profesional, y que sea el que nos valore, trate y aconseje. La información de Internet es valiosa como segunda opinión, pero no debe tomarse de forma literal y pretender aplicarla para todos los casos y personas, como si fuera el horóscopo.
  7. No hay verdades absolutas: En Vitónica a veces se nos critica porque los editores nos contradecimos, o bien lo que dice otro editor, o bien lo que hemos dicho nosotros mismos en otro post. El caso es que no hay verdades absolutas, hay resultados que varían dependiendo del estudio, de la intensidad, de las circunstancias. Hay que saber leer, leer y leer, y aprender a distinguir lo útil de lo que no lo es tanto. Contradecirse no tiene por qué ser señal negativa, puesto que el conocimiento cambia, y hay que ser flexibles.

En definitiva, es bueno leer y conocer diferentes puntos de vista sobre un tema, y es genial formarse e informarse sobre temas de salud en Internet. Es un medio ideal para obtener rutinas de ejercicio, ver vídeos de cómo realizarlos, aprender sobre nutrición y dietas... Pero hagámoslo siempre sabiendo que la información hay que desgranarla y filtrarla hasta poder quedarnos con algo positivo y que, incluso ésto, no es una verdad absoluta.

Y vosotros ¿Qué recomendáis para encontrar información de calidad en Intenet sobre salud y ejercicio?

En Vitónica | El peligro de la web en los temas de salud y pérdida de peso | Seamos críticos con los consejos de salud que leemos

Imagen | Andy Beatty

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio