Compartir
Publicidad
Avituallamientos con vino, cervezas en meta: todo lo que está mal en las carreras que promueven el alcohol
Prevención

Avituallamientos con vino, cervezas en meta: todo lo que está mal en las carreras que promueven el alcohol

Publicidad
Publicidad

Beberse una copa de vino con las comidas o una cervecita al salir del trabajo no es saludable. No, ni aunque sea solo una. No, ni aunque hayas hecho ejercicio antes. No, ni siquiera para reponer la hidratación perdida. No. No lo es.

¿Quiere esto decir que no debas hacerlo? Nuestro consejo desde un punto de vista nutricional y de salud es que no, no deberías. Pero en un país como el nuestro, escapar al componente social del alcohol es difícil. Lo entendemos, claro. Lo que desde luego no deberías hacer es beberlo pensando que lo haces por el bien de tu cuerpo y tu salud.

Porque aquí todos somos mayores y somos responsables de nuestros actos, por supuesto, pero ser responsable significa asumir las consecuencias de lo que hacemos y no engañarnos por el camino. Y unir alcohol y salud es engañarse. También lo es unir alcohol y deporte. Con ello se da al alcohol un barniz de hábito saludable que nunca debería llevar.

El deporte nunca debería ir unido al alcohol

Si crees que esto te lo estoy diciendo a ti, querido lector, tienes razón, pero sobre todo se lo estoy diciendo a los que se empeñan en organizar carreras y eventos deportivos que no solo son patrocinados por marcas alcohólicas (hola Champions League, ¿qué tal te va con Heineken? Bien, ¿no?), sino que a veces ofrecen bebidas alcohólicas a los participantes como parte de la actividad.

Es el caso de la Ribera Run Race, una carrera organizada en Peñafiel, Valladolid, en la zona de la Ribera del Duero y que ofrece como avituallamiento a los corredores copas de vino tinto.

Otro caso son las Beer runners, carreras en las que al terminar se ofrece a los corredores una cerveza. Para reponer líquidos y electrolitos, supongo. O la Cursa de la Cervesa del Montseny, que mezcla una carrera de cross con "mucha cerveza artesana", según explican en su presentación.

cerveza-tercios-botellas

No es suficiente promover "el consumo responsable"

Es un alivio que en todos estos eventos se mencione la promoción de un consumo responsable de alcohol, pero en Vitónica creemos que eso importa poco cuando se está uniendo la idea de deporte (y con ello de salud) con el consumo de alcohol, aunque sea moderado, porque hay que repetir una vez más que no hay un consumo de alcohol que pueda ser considerado seguro.

La idea de que el consumo de alcohol de forma moderada es inocuo o incluso beneficioso para la salud debería ser desterrada de nuestra mente: el alcohol es una sustancia tóxica que causa daños en nuestro cuerpo desde la primera gota, y no compensa los supuestos efectos beneficiosos que pudiese tener.

Por eso es importante tener claro que, aunque somos libres de beber tanto cuanto queramos, eso en ningún caso estará siendo beneficioso, ni siquiera inocuo para nuestra salud, por mucho que lo hagamos en un contexto deportivo.

Imágenes | Unsplash
En Vitónica | El peligro de la moderación: no hay una dosis segura del alcohol

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio