Compartir
Publicidad

Demasiada limpieza, ¿realmente perjudica la salud?

Demasiada limpieza, ¿realmente perjudica la salud?
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La limpieza excesiva es muchas veces considerada mala para la salud, ya que se cree que de esta forma se elimina la posibilidad de desarrollar defensas al no tener exposición con patógenos. Sin embargo, ¿realmente demasiada limpieza es mala para la salud? Un reciente informe publicado por la Royal Society for Public Health nos da la respuesta.

Demasiado limpio es malo para la salud: un mito que se necesita desmentir

A modo de conclusión, podemos decir que el informe antes mencionado señala que un 23% del público cree que la higiene en el hogar no es importante, ya que los niños necesitan estar expuestos a gérmenes dañinos para desarrollar su sistema inmunológico. Sin embargo, se trata de un falso mito al cual se debe poner fin.

Mientras que  significa eliminar la suciedad y los microbios, higiene significa limpiar en los lugares y momentos que sean importantes, de la manera correcta, para romper la cadena de la infección

Un gran problema que suscita de este informe elaborado a base de encuestas es que solemos confundir la higiene con la limpieza. Mientras que  significa eliminar la suciedad y los microbios, higiene significa limpiar en los lugares y momentos que sean importantes, de la manera correcta, para romper la cadena de la infección.

Así, demasiada higiene no es perjudicial para la salud, sino que resulta clave ser higiénicos durante la manipulación de alimentos, al comer, al toser o estornudar, durante la manipulación de residuos, cuando cuidamos a un enfermo, manipulamos ropa sucia o cuidamos mascotas.

Una higiene adecuada nunca es perjudicial para la salud sino que resulta imprescindible para prevenir infecciones, mientras que una limpieza puede no ser esencial siempre.

Por ejemplo, no es necesario siempre limpiar las manos a los niños todo el tiempo mientras juegan al aire libre, pues hay poca evidencia de que la suciedad al aire libre tenga microbios dañinos.

La limpieza e higiene de la casa resulta clave, pero sobre todo en momentos oportunos en los que podemos contraer infecciones como los antes mencionados. 

Entonces, este nuevo informe nos lleva a pensar que ser muy higiénicos no resulta perjudicial para la salud en absoluto y que la limpieza tampoco obstaculiza el cuidado del sistema inmune, pero no resulta esencial todo el tiempo.

Imagen | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio