Compartir
Publicidad
Deshidratación y rendimiento físico: grados y consecuencias (y III)
Prevención

Deshidratación y rendimiento físico: grados y consecuencias (y III)

Publicidad
Publicidad

Después de las dos entradas sobre la deshidratación y su efecto en nuestro rendimiento físico, hoy vamos a hablar sobre los grados de deshidratación y las consecuencias de estos en nuestro organismo.

Después de esta miniserie de post sobre la deshidratación, tendremos todas las claves para tener una buena hidratación, conocer los síntomas de una falta de líquido en nuestro cuerpo y poder pormenorizar al máximo sus consecuencias.

En la última entrada de nuestra miniserie, hablamos sobre los síntomas que nos podían llevar a pensar que estamos ente una deshidratación durante nuestro entrenamiento. En ese momento, os comentamos que estos signos también iban a depender del grado de deshidratación que tengamos y ahora os explicamos por qué.

Grados de deshidratación

Como podéis intuir, dependiendo del grado de deshidratación que tengamos, ésta va a tener una mayor o menor importancia. A mayor grado de pérdida hídrica, mayor severidad en las consecuencias y más notable será su sintomatología.

  • Pérdida hídrica del 2%: descenso de la capacidad termoreguladora. Va a afectar a nuestra realización óptima del ejercicio y nuestro rendimiento se verá disminuido en un 10-20% aproximadamente.
    El cuerpo registra un aumento de la temperatura corporal de entre 0,6-1ºC y de la frecuencia cardíaca, en torno a 6pul/min para una misma carga de ejercicio.
    Con esta pérdida hídrica aparecen síntomas de los que hablamos en la entrada anterior como pueden ser fatiga, agotamiento, dolores de cabeza, etc...

  • Pérdida hídrica del 4%: sigue aumentando la pérdida de rendimiento físico y muscular acompañado en ocasiones de hipertermia y desorientación. Estamos ante un grado considerable de deshidratación donde existe una pérdida clara de fuerza y resistencia e incluso pueden aparecer calambres musculares, contracturas y un aumento de la temperatura corporal en torno a 39ºC.

  • Pérdida hídrica del 6%: caída del rendimiento deportivo del 30%. Estamos ante una pérdida de líquido severa e importante. Presencia de agotamiento prácticamente límite y un aumento de la temperatura corporal que puede incluso llegar a los 40ºC.
    Signos de náuseas, mareos, vómitos, diarreas, contracturas graves o golpes de calor.

Des
  • Pérdida superior al 8-10%: consecuencias graves para la salud. Aparecen síntomas importantes como dificultad para respirar, profunda debilidad o incluso confusión cognitiva. estamos ante una situación de riesgo vital.

Consecuencias generales de la deshidratación

Concretando y resumiendo un poco sobre todo lo que hemos hablado en esta miniserie sobre la deshidratación en relación al rendimiento físico, podemos decir que las consecuencias de este problema son claras:

  • Disminución clara de energía aeróbica al músculo.

  • Disminución de nuestra fuerza, resistencia y rendimiento físico en general.

  • Problemas de transporte del ácido láctico lejos de nuestros músculos.

Como podéis comprobar una mala hidratación en el deporte puede fastidiar de pleno un entrenamiento, una carrera o incluso tu salud! Seguir unas pautas de hidratación, sobre todo en épocas muy calurosas, nos ayudará a prevenir este tipo de problemas y a mantener nuestro cuerpo perfectamente hidratado.

Imágenes | iStockphotos

Bibliografía consultada:

1.- FEMEDE.es| CONSENSO SOBRE BEBIDAS PARA EL DEPORTISTA. COMPOSICIÓN Y PAUTAS DE REPOSICIÓN DE LÍQUIDOS DOCUMENTO DE CONSENSO DE LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE MEDICINA DEL DEPORTE| Vol XXV. Num126| 2008

2.- FEMEDE.es | ACLIMATACIÓN AL EJERCICIO FÍSICO EN SITUACIONES DE ESTRÉS TÉRMICO| Vol XXVIX Num.148| 2012

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio