Compartir
Publicidad

El alcohol con moderación también es perjudicial

El alcohol con moderación también es perjudicial
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde Vitónica siempre intentamos daros la información más actualizada posible para que podáis estar al tanto de las últimas noticias sobre salud, nutrición y deporte para poder tener una vida sana. Un reciente estudio ha concluido que el alcohol con moderación también es perjudicial para la salud.

Hay muchos mitos extendidos, y uno de ellos es el de los beneficios que aporta tomar una "copita" de vino todos los días. Consumir alcohol a diario, aunque sea una cantidad moderada, puede conllevar al alcoholismo crónico y según estos últimos estudios, aumentan las probabilidades de una arritmia cardiaca.

El estudio en concreto no encontró una tendencia similar entre los que bebían cerveza de forma moderada, ya que estos no sufrieron un aumento de su riesgo de arritmia también conocido como fibrilación auricular. Esta fibrilación auricular consiste en un latido cardiaco anómalamente rápido que puede provocar un accidente cerebrovascular y una insuficiencia cardiaca.

El informe del estudio podéis encontrarlo en la edición del 14 de Julio de la revista Journal of the American College of Cardiology. En el comunicado de prensa indican que puede ser menor el riesgo en personas que ingieren pequeñas cantidades de alcohol a lo largo de la semana en comparación con personas que realizan mayores ingestas de alcohol semanalmente.

Una copita de vino al día NO es saludable

El estudio consistió en analizar datos de más de 79.000 suecos adultos, entre 45 y 83 años de edad, que aportaron información sobre cuánto alcohol consumían y que recibieron un seguimiento a lo largo de 12 años. En ese tiempo hubo más de 7.200 casos de fibrilación auricular.

Según los estudios hubo un mayor riesgo de fibrilación auricular en personas que consumían más de tres copas diarias o en personas que consumían más de cinco o seis copas de forma esporádica.

También se confirmó un riesgo alto y superior de sufrir fibrilación auricular en personas que consumían una copa de vino diaria, sin embargo no sucedió lo mismo para los consumidores habituales de cerveza.

La Dra. Evelina Grayver, directora de la Universidad de Atención Coronaria del Hospital de la Universidad de North Shore en Manhasset, Nueva York, destacó que no existe una directriz "universal" en cuanto al consumo de alcohol y la salud cardiovascular, pero aconsejó a las personas que sean conscientes de los factores de riesgo para la fibrilación auricular y que se den cuenta de que el consumo de alcohol podría hacer más mal que bien en ciertos pacientes individuales.

Debemos disfrutar de la vida y probablemente una "copita de vino" de vez en cuando, no nos va a matar, pero debemos ser conscientes de que el alcohol nunca nos aporta nada positivo.

Vía | Sciencedaily.com (Información en Inglés)

Imagen | Thinkstockphoto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio