Compartir
Publicidad
El peso de las mochilas ¿es el culpable de problemas y dolores de espalda en los niños?
Prevención

El peso de las mochilas ¿es el culpable de problemas y dolores de espalda en los niños?

Publicidad
Publicidad

Después del verano, con la vuelta de los escolares a las clases aparecen de forma recurrente diversas informaciones acerca del problema del peso que transportan en las mochilas los niños y adolecentes.

Desde Vitónica queremos hacer un repaso a la evidencia, para dar recomendaciones sobre pautas saludables y eliminar mitos **sobre dolores y las mochilas:

El peso de las mochilas ¿es el culpable?

Con la 'vuelta al cole' reaparecen las informaciones acerca del peso de las mochilas. Por supuesto que cargar excesivo peso a la espalda, hacerlo de forma asimétrica (mochila sobre un solo hombro) y hacerlo durante mucho tiempo (por ejemplo, si hay que caminar larga distancia) puede generar molestias y dolores.

Sin embargo, no es necesario recurrir a mochilas especiales ni 'homologadas', ni tener miedo de la carga de las mochilas. En la mayoría de los casos, si aparece dolor, es de corta duración. Es decir, que, en caso de que aparezca dolor lumbar o de otro tipo, no significa que vaya a haber problemas o dolores a largo plazo.

En estudios con resonancia magnética (como este, con una muestra pequeña), se aprecia, como es lógico, que los niños que cargan más peso en sus mochilas sufren mayor presión y alteraciones posturales en la columna, pero esto no significa automáticamente que vayan a sufrir problemas como escoliosis o cifosis, o que vayan a tener dolor, hernias, problemas graves...

En este estudio del año 2015, llevado a cabo con una muestra de 86 niñas y 63 niños, encontraron que, a pesar de llevar mochilas con un peso similar, había algunos escolares con dolor lumbar, pero otros no, por lo que los investigadores afirmaron que el peso de las mochilas no era la causa del dolor.

En los niños, como en los adultos, el dolor de espalda tiene un componente multidimensional; es decir, no hay un único culpable, sino que hay diversos factores de riesgo que pueden predisponer a sufrirlo.

Al igual que en los adultos, el sedentarismo y el desacondicionamiento físico suponen una carencia que puede dar lugar a problemas de salud, entre ellos, menor capacidad física para las tareas del día a día (como puede ser llevar la mochila) y un umbral del dolor más bajo.

Mochila

Conclusiones

De forma clásica, en diversos estudios (aquí, aquí) la recomendación suele ser que el peso de la mochila se reparta de forma equitativa entre ambos hombros, y que la mochila no suponga más del 5-10% del peso del niño.

Lógicamente, mientras más tiempo se traslade el peso, más molestia puede aparecer, por lo que es de sentido común limitar el contenido de la mochila al material que necesite en el día y evitar que se tenga que cargar durante una distancia larga.

Ahora bien: el material hay que llevarlo al colegio, pues es una necesidad. Las mochilas pesarán más o menos, pero pesarán. En el estudio nombrado antes (el que incluía como muestra 86 niñas y 63 niños), apareció dolor lumbar aún cuando el peso de la mochila entraba dentro del margen recomendado (5-10% del peso del niño), por lo que hay que controlar otros factores además del peso y la forma de llevar las mochilas.

La búsqueda de alternativas, como reducir el material necesario a transportar de forma diaria, poder guardar ciertos materiales de cada niño en la escuela, para evitar tener que transportarlos contínuamente, o el uso de la tecnología (ordenadores y tablets en la escuela) son propuestas que existen para tratar de evitar el exceso de carga sobre las espaldas de los escolares.

Como elemento que ayuda a la prevención y al tratamiento a medio y largo plazo del dolor de espalda, desde Vitónica proponemos el ejercicio físico y la vida activa como medida para prevenir y tratar posibles dolores de espalda que puedan deberse al tener que cargar con la mochila o a otras causas, pues existe evidencia que que el ejercicio ayuda a reducir dolores de espalda y es una buena medida tanto preventiva como de tratamiento.

Si preparamos a los escolares para transportar las mochilas y poder hacerlo de forma eficiente, con buena ergonomía y un buen acondicionamiento físico, además de reducir a lo imprescindible el peso transportado, estaremos controlando factores de riesgo para reducir la aparición de problemas.

Fuentes | Enlazadas en el texto.

Imágenes por Natalia Zhekova y Africa Studio en Shutterstock (con derechos de autor)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos