Publicidad

Estiramiento del piriforme para aliviar dolores y molestias

4 comentarios

Publicidad

El músculo piramidal , o piriforme es uno de los llamados pelvitrocantéreos, es decir, los músculos que van desde el interior de la pelvis hacia el trocánter mayor del fémur, actuando tanto en la estabilidad de la pelvis como en el movimiento de la articulación de la cadera. Es un músculo que no debe estar contraído en exceso, porque puede generar dolor en la región del glúteo o en la zona lumbar, así como alteraciones en la marcha. Por esto es interesante realizar el estiramiento del músculo piramidal, para aliviar dolores y molestias.

El piramidal es un músculo con cierta tendencia a estar acortado, o bien a sufrir alteraciones debidas a sobreesfuerzo. Por su estrecha relación con el nervio ciático (que pasa por debajo del músculo piriforme), las alteraciones del piramidal pueden provocar dolor que en ocasiones se confunde con ciática. Realizar estiramientos del piramidal, así como del resto de músculos pelvitrocantéreos, puede ayudar a prevenir o aliviar este tipo de molestias.

En el vídeo tenéis ejemplos del estiramiento, realizado tanto de pie como tumbado. El objetivo es estirar la musculatura de la cara externa del muslo, concretamente de la región de la cadera. Para ello, el movimiento que debemos realizar es llevar la cadera a flexión, llevando la rodilla hacia el pecho, sin llegar a tocar.

Una vez ahí, se cruza el pie, que queda cerca de la cara externa de la rodilla contraria. Ahí podemos variar el componente de rotación de la cadera, así como el componente de aproximación de la cadera (llevando la cadera hacia el pecho contrario). La tensión debe notarse, como digo, en la zona de la articulación de la cadera. Como es comprensible, se debe repetir con ambas piernas y manteniendo el mismo tiempo, para realizar un estiramiento equilibrado de ambas regiones musculares.

Vídeo | Fisioterapia Online en Youtube

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir