Compartir
Publicidad
Publicidad

Estirar con una toalla

Estirar con una toalla
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La toalla es un indispensable a la hora de acudir a entrenar a una sala de musculación, ya que nos servirá a la hora de mantener una correcta higiene en las diferentes máquinas y bancos que vamos a utilizar además de ser una de las mejores maneras de eliminar el sudor que nos produce el ejercicio. Pero la toalla no solamente nos puede servir para esto, sino que en esta ocasión vamos a ver como la toalla puede ser el perfecto aliado a la hora de estirar de manera más sencilla y menos traumática para el organismo.

Para realizar los estiramientos con la toalla simplemente nos hará falta una toalla pequeña que nos permita asirla con facilidad para ejecutar cada uno de los movimientos. En todos y cada uno de ellos la toalla será el medio para estirar al máximo la parte que nos interesa en vez de hacerlo apoyándonos en aparatos o con otras partes del cuerpo. Como si de un lazo se tratara la toalla nos servirá para agarrar piernas y brazos a la hora de estirar.

Un movimiento que podemos hacer con ella será el de estirar el tríceps por la espalda. Pondremos el brazo en alto por detrás de la cabeza, como si fuésemos a estirar el tríceps de manera habitual. Con la mano del brazo que queremos estirar asiremos la toalla, y con el otro brazo lo que haremos será tirar hacia abajo de la toalla para aumentar la fuerza de tira y así poco a poco mejorar la flexibilidad. Es importante que poco a poco aumentemos la tensión para mejorar los resultados. Tampoco conviene forzar en exceso las partes del cuerpo a entrenar, pues podemos hacernos daño.

A la hora de estirar los músculos de las piernas el modus operandi será casi el mismo, lo que pasa que en esta ocasión lo que haremos será atar un extremo de la toalla al tobillo y con una mano tirar de la toalla en cualquiera de los ejercicios que utilicemos para estirar las piernas. En el caso de los estiramientos de espalda lo que haremos será colocar la toalla en una espaldera de modo que podamos agarrar cada extremo con una mano y así poder estirar la espalda con total seguridad echando todo el peso del cuerpo hacia atrás.

Para estirar el pecho lo que haremos será lo mismo que al estirar la espalda, pero en vez de agarrarla por la parte delantera del cuerpo lo haremos de espaldas a la toalla y echando todo el peso de nuestro cuerpo hacia delante, de forma que los brazos queden estirados hacia atrás tirando de la toalla. Esto nos permitirá tener un mayor recorrido a la hora de estirar, que muchas veces es lo que nos impide ejecutar un buen estiramiento. Eso sí, siempre debemos realizarlos de forma suave sin forzar ninguna parte del cuerpo, ya que los estiramientos son solamente para estirar y mejorar el estado de los músculos, nunca para dañarlos. Por ello debemos hacerlos relajadamente, controlando la respiración y aguantando unos segundos para incidir al máximo en la parte trabajada.

Imagen | Arkangel

En Vitonica | Estiramientos. Cómo hacer, consejos En Vitonica | Estiramientos para natación En Vitonica | Estiramientos para tratar la periostitis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos