Compartir
Publicidad
¿Hasta qué fecha podemos consumir los alimentos? Fecha de caducidad y consumo preferente
Prevención

¿Hasta qué fecha podemos consumir los alimentos? Fecha de caducidad y consumo preferente

Publicidad
Publicidad

La fecha tope para consumir un alimento siempre nos viene indicada en el envase del mismo, ya sea en la tapa, envoltorio o dorso, y es límite por el que nos guiamos para valorar si podemos tomar el producto dentro de un plazo saludable.

En muchas ocasiones, no tenemos claro que existen dos tipos diferentes de fechas marcadas y que dependiendo de ser una u otra va a afectar a de distinta manera a la naturaleza del producto. ¿Hasta qué fecha podemos consumir los alimentos? Fecha de caducidad y consumo preferente.

Muchos de nosotros únicamente nos fijamos de manera general en el impreso de la fecha que aparece en los alimentos, y rebasada la misma, consideramos que el producto ya no es comestible y que hay que desecharlo.

En muchos casos es lo adecuado, pero para entenderlo mejor y conocer realmente el límite de consumo de cada alimento, debemos conocer la diferencia entre "fecha de caducidad" y "consumir preferentemente antes de..."

Los diferentes análisis para cada alimento

Por un lado tenemos la fecha de caducidad del alimento, fecha tras la cual no debe consumirse y deberíamos desecharlo. Normalmente esta fecha de caducidad aparece impresa en los productos más perecederos y que se estropean con mayor facilidad.

El problema de rebasar la fecha de caducidad impresa en un alimento es que abarca un riesgo para la salud, debido a la interacción de bacterias y microorganismos que pueden llevar a la contaminación del producto.

"En ambos casos (fecha de caducidad y consumo preferente) deben respetarse las indicaciones"

Para llevar a cabo la estimación de la fecha de caducidad de un producto, las empresas realizan pruebas químicas y microbiológicas para estimar y controlar el tiempo en el cual el alimento puede conservarse sin ningún tipo de contaminación y, por tanto, sin riesgo para la salud.

Aunque sí que es cierto que también existe un poco de "manga ancha" a la hora de adjudicar la fecha de caducidad a un producto, la recomendación general es que se deseche una vez rebasada la fecha de caducidad.

1

Por otro lado, tenemos la fecha de consumo preferente, que a diferencia de la fecha de caducidad, no va a conllevar un riesgo para la salud si se rebasa en unos días, pero repetimos: en unos días.

"Como norma general, cuando se trata de "Fecha de caducidad", consumir el alimento entraña un riesgo para la salud, por lo que se debe desechar. Si se trata de la leyenda "Consumir preferentemente", en principio el alimento se puede consumir algunos días después sin que entrañe un riesgo para la salud, aunque hay que tener presente que el producto habrá perdido parte de sus propiedades nutricionales y organolépticas."

Como explica Miguel Ángel Lurueña, Doctor en Investigación Alimentaria, una vez rebasada la fecha de consumo preferente, el alimento puede que ya no contenga ni las características iniciales ni la calidad esperada, pero sin entrañar un peligro para la salud dentro de un consumo inmediato y , por supuesto, siempre siguiendo las indicaciones de conservación óptima de los alimentos.

A diferencia con el caso de "fecha de caducidad", las pruebas que se realizan a los alimentos menos perecederos para establecer su consumo preferente son análisis de calidad, donde se analizan las propiedades organolépticas del producto, es decir, se controlan los cambios de color, olor, sabor o textura del mismo.

Conclusiones

Lo ideal para consumir alimentos en estado cien por cien óptimo, es no rebasar ninguna de las fechas de consumo impresas en los productos, pero sí que es cierto, y atendiendo a las diferencias entre unos y otros impresos, que la fecha de consumo preferente no va a entrañar el riesgo de consumo que conlleva, por ejemplo, el exceder la fecha de caducidad de un alimento.

1

Nuestro consejo para controlar la calidad de los productos que tomamos y no desperdiciar la comida, es prestar atención a la hora de comprar a las fechas impresas, evitando la compra excesiva de productos rebajados, que normalmente presentan una caducidad inmediata, y revisar periódicamente el fondo de nuestra despensa!

Imágenes | iStockPhotos

En Vitónica | ¿Guardas estos alimentos en la nevera? ¡Error!
En Vitónica | Propuesta de etiquetado de los alimentos con el ejercicio necesario para quemarlos ¿una idea útil?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio