Compartir
Publicidad

La forma en que cocinamos los alimentos puede reducir o incrementar el riesgo de sufrir diabetes

La forma en que cocinamos los alimentos puede reducir o incrementar el riesgo de sufrir diabetes
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo que comemos puede determinar el desarrollo de enfermedades o su ausencia en nuestra vida, sin embargo, no sólo se trata de cuidar los alimentos que consumimos sino también, el modo que los cocinamos, pues el método de cocción puede reducir o incrementar el riesgo de sufrir enfermedades tales como la diabetes.

Diabetes y métodos de cocción

Así como hace tiempo atrás os contábamos que el riesgo de sufrir cáncer atribuido a las carnes puede ser a causa de la forma en que cocinamos las mismas, una investigación reciente publicada en la revista Diabetología señala que determinados métodos de cocción pueden afectar el riesgo de sufrir diabetes.

Las cocciones a altas temperaturas como las que se producen a fuego directo pueden dar origen a hidrocarburos policíclicos y aminas heterocíclicas, sustancias con poder mutágeno que pueden incrementar el riesgo de sufrir cáncer, pero también, las cocciones en seco que estimulan este tipo de sustancias y otros productos finales de la glicación se han vinculado a mayor estrés oxidativo, inflamación y resistencia a la insulina, lo cual puede ser un factor que incremente el riesgo de sufrir diabetes.

En el estudio en cuestión se analizó el efecto de una dieta con métodos de cocción alternativos que daban origen a una alimentación con inferiores niveles de productos de la glicación, así en lugar de usar cocciones a la parrilla, la plancha, al horno o frituras, se utilizó el escalfado, hervido, guisado o al vapor.

Los resultados mostraron en adultos obesos que, al cabo de un año, el reemplazo de los métodos de cocción por aquellos que producen escasos productos finales de la glicación disminuyó ligeramente el peso corporal, redujo la inflamación, el estrés oxidativo y la resistencia a la insulina, por lo que, puede reducir el riesgo de diabetes.

En conclusión, al momento de prevenir enfermedades no sólo debemos mirar lo que comemos sino también la forma en que cocinamos, pues una vez más se ha probado que el método de cocción puede afectar de manera muy diferente a nuestro organismo y preferir cocciones alternativas al horno, la parrilla o la fritura puede ser clave para reducir el riesgo de sufrir diabetes.

Bibliografía consultada | Cáncer, Volume 122, Issue 1, January 1, 2016, Pages 108–115 y Diabetologia, October 2016, Volume 59, Issue 10, pp 2181–2192
Imagen | Pexels

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio