Compartir
Publicidad

Los problemas de salud más frecuentes en verano y cómo prevenirlos

Los problemas de salud más frecuentes en verano y cómo prevenirlos
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad


A pocos días del inicio del verano, muchos ya hemos comenzado a vivir esta estación del año disfrutando más del agua y el sol. Para que el buen tiempo únicamente nos permita disfrutar, no olvidemos que como consecuencia de las actividades que realizamos en esta época y debido a las condiciones climáticas, existen algunos problemas de salud más frecuentes en verano que a continuación te contaremos cómo prevenirlos.

Quemaduras de sol

El cáncer de piel suma víctimas cada año y crece rápidamente, por eso y por lo molesto y doloroso que puede ser quemarse al tomar el sol, debemos prevenir las quemaduras. Para ello, nada mejor que no exponerse en horas pico de radiación solar (entre las 10 y 16 horas), colocarse protector solar media hora antes de tomar el sol y repetir la aplicación aproximadamente 2 horas después.

También es importante colocarse protección si permanecemos bajo la sombrilla, en el agua o si el día está nublado y utilizar gafas para proteger los ojos de los rayos del sol.

Otro dato importante es secarnos al exponernos al sol y no tomar el sol con el cuerpo mojado. Asimismo no te apliques colonias ni maquillaje al exponerte al sol.

Agotamiento por calor

La mayor temperatura y gran pérdida de líquidos y sodio por sudor puede ser responsable de un agotamiento o colapso por calor, para prevenirlo debes evitar permanecer largas horas al sol o ejercitarte en horas de mayor temperatura.

También es de gran ayuda llevar ropa fresca y ligera y nunca dejar de hidratarse bebiendo agua y/o bebidas isotónicas para reponer las pérdidas que el calor puede provocar. Una alimentación fresca y con alimentos ricos en agua también puede colaborar en la prevención de este problema frecuente en verano.

verano1

Pie de atleta

Aunque podemos sufrir de esta afección en cualquier época del año, el hongo que causa el pie de atleta prolifera en zonas cálidas y húmedas, de allí su mayor incidencia en verano.

Para evitar el pie de atleta debemos evitar el calor y la humedad en los pies, para lo cual debemos cambiar rápidamente los calcetines tras hacer actividad física y lavar y secar muy bien los pies. En las piscinas públicas que se utilizan más en verano, nunca debemos andar descalzos por áreas transitadas ni compartir toallas o ropa.

Picaduras de insectos

Los insectos son más frecuentes en verano debido a que sobreviven fácilmente con la mejor temperatura y pueden transmitir muchas enfermedades.

Para prevenir picaduras de insectos no olvidemos colocarnos repelente sobre las áreas del cuerpo expuestas al aire o vestir prendas ligeras pero que cubran nuestros brazos. También debemos evitar andar descalzos por largo tiempo, pues los insectos pueden picarnos en la planta del pie.

Estos son algunos problemas que son más frecuentes en verano y que podemos prevenir fácilmente aplicando los consejos antes dichos. Evitar el desarrollo de los mismos nos permitirá disfrutar del verano y sus activiades sin sufrir afecciones en la salud.

Imagen | JoePenna y Calamity_Photography

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos