Compartir
Publicidad
Publicidad

Mantener un hígado sano para conseguir un buen equilibrio corporal

Mantener un hígado sano para conseguir un buen equilibrio corporal
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos sabemos que tenemos en nuestro interior un órgano que se llama hígado. Este órgano tiene una función importante a la hora de mantener el organismo libre de residuos y sustancias que pueden afectar nuestra salud. Pero no solamente el hígado es un filtro de nuestro cuerpo, sino que tiene mucha más importancia de la que pensamos a la hora de ayudarnos a mantener nuestro peso. Por ello en este post vamos a acercarnos al papel del hígado a la hora de mantener un peso perfecto.

Que el hígado es un filtro todos lo sabemos, y es que la gran mayoría de los alimentos que ingerimos pasan por él a la hora de hacer la digestión y eliminar todo lo que el cuerpo no necesita o no puede procesar. El hígado activa muchas de las partes de nuestro cuerpo y es el encargado de que la asimilación de los alimentos sea más o menos rápida, y por ello tiene un papel importante a la hora lograr un buen equilibrio corporal.

Alimentación correcta

Ante todo debemos tener presente que para mantener un peso adecuado es necesario que conservemos la salud de nuestro hígado. La alimentación tiene mucho que ver con esto, y es que es necesario que reforcemos su salud y lo sometamos a sobreesfuerzos. Estos se producen cuando en nuestra alimentación hay un exceso de purinas o de alcohol que se asimila en el hígado y que pone en jaque su salud.

La ingesta de frutas y verduras es esencial para mantener el hígado en perfectas condiciones, ya que este órgano necesitará buenas dosis de vitamina A y C para funcionar de manera adecuada. Los hidratos de carbono también son necesarios para el correcto funcionamiento del hígado, sobre todo si provienen de cereales integrales, así como el almidón de las patatas, que nos ayudará a reforzar y mejorar el funcionamiento del mismo.

Las proteínas provenientes del pescado blanco y de las carnes magras de ave son las más recomendables para el perfecto estado del hígado. El resto de carnes las debemos consumir con moderación y preparadas a la plancha o al horno, sin añadirles grasas extra. El aceite de oliva es muy beneficioso para el hígado y su correcto funcionamiento, al igual que los alimentos ricos en folatos, como son los de color naranja y verde.

Hígado graso

Es muy importante no mantener una dieta rica en grasas saturadas, ya que se asimilan por la acción del hígado, corriendo el riesgo de que éste se vuelva graso. El hígado graso se caracteriza por una acumulación excesiva de grasa en el hígado, lo que impide su correcto funcionamiento y con ello el correcto funcionamiento del organismo. Por ello es necesario que mantengamos una buena alimentación en la que el alcohol y el exceso de grasa saturada no estén presentes.

Es importante que mantengamos una correcta salud en el hígado, ya que de ello dependerá nuestra salud y el estado de nuestro organismo, ya que es un órgano regulador a la hora de mantener un metabolismo en perfectas condiciones y en total actividad.

Imagen | Kate’s Photo Diary

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos