Compartir
Publicidad
El peligro del melanoma en los deportistas: así tienes que proteger tu piel
Prevención

El peligro del melanoma en los deportistas: así tienes que proteger tu piel

Publicidad
Publicidad

Llega el verano y, con el sol, las ganas de entrenar al aire libre (al menos cuando no hace un calor asfixiante) y de pasar más horas fuera de casa, también tomando el sol en la playa o en la piscina. De la mano del sol y los rayos que emite también puede llegar en ocasiones el melanoma: un tipo de cáncer de piel muy peligroso del que se diagnostican más de 5.000 nuevos casos por año solo en España.

La exposición excesiva a los rayos solares, sobre todo durante la infancia, puede ser determinante a la hora de sufrir un melanoma: por eso es importante que nosotros, como deportistas que solemos entrenar al aire libre, tengamos claro cómo podemos protegernos del sol. La campaña #QueElMelanomaNoNubleTusMetas pretende concienciarnos de la necesidad de proteger nuestra piel mientras hacemos deporte en exteriores.

¿Qué es y por qué aparece el melanoma?

melanoma

El melanoma es un cáncer de piel que se origina en los melanocitos: estos, que son las células encargadas de producir la melanina - la sustancia que da color a nuestra piel - pueden transformarse en células malignas. La exposición al sol hace que los melanocitos produzcan más melanina para que la piel proteja sus capas más internas de los rayos ultravioletas que llegan a nuestro cuerpo a través de los rayos solares.

El melanoma puede aparecer en cualquier parte de la piel, incluso en las que no están expuestas al sol, y es muy importante que lo identifiquemos de manera temprana para iniciar su tratamiento. En España la tasa de supervivencia frente al melanoma es del 75% en los hombres y del 84% en las mujeres.

¿Cómo podemos identificar un melanoma?

Sobre todo explorando los lunares que tenemos en nuestro cuerpo (que se forman por la segregación de melanina), especialmente si son nuevos o cambian su forma. La regla ABCDE es la que debemos tener en cuenta a la hora de explorarlos:

  • Asimetría: si el lunar no es igual en sus dos mitades
  • Bordes irregulares o dentados
  • Color no uniforme en todo el lunar: también con manchas azules o rojas
  • Diámetro: si el lunar mide más de 6 milímetros de ancho
  • Evolución: si el tamaño, la forma o el color del lunar cambian con el paso del tiempo

Si observamos alguno de estos síntomas en nuestros lunares es importante que acudamos al profesional médico adecuado (en este caso nuestro dermatólogo) para que pueda evaluar nuestro caso personalmente.

Cómo protegernos del melanoma si somos deportistas

melanoma

Como decíamos, la exposición solar excesiva es uno de los factores de riesgo más importantes y a la vez más sencillos de controlar por nosotros mismos a la hora de prevenir el melanoma. Si salimos a hacer deporte al aire libre en verano (aunque estos consejos son aplicables para todo el año) hay ciertas cosas que debemos tener en cuenta.

  • Evitar las horas centrales del día: entre las 12:00 del mediodía y las 17:00 de la tarde. Una forma sencilla de saber si es buena idea salir a practicar deporte a la calle es la longitud de nuestra sombra en el suelo: si es más larga que nosotros, no hay problema.

  • Utilizar protector solar de amplio espectro y con un UPF +30: tanto en invierno como en verano. Además, no debemos ser rácanos a la hora de extender bien la crema: debe cubrir por completo las zonas de la piel expuestas al sol. Para hacernos a la idea, un bote de crema protectora no debería sobrevivir de un año para otro: si nos sobra crema en el bote seguramente deberíamos utilizar un poco más.

  • Usar prendas deportivas con protección solar: en muchas ocasiones hemos hablado de las nuevas tecnologías utilizadas por las marcas para mejorar la evacuación del sudor de las prendas deportivas. Pues también crean tecnología para generar tejidos técnicos que nos protejan de los rayos solares: utilizan unos tejidos que nos dan una protección similar a una crema UVX +50.

  • Utilizar gafas de sol: también nuestros ojos deben protegerse de los rayos solares. Para ello, las gafas de sol deportivas se hacen imprescindibles en verano. Aquí tienes una guía de compra de gafas de sol deportivas para que tengas en cuenta todo lo que tienen que incluir y de qué tipo son más convenientes para ti. Las gafas con protección UV400 son las que nos proporcionan una protección total.

¡En verano, practica deporte de forma segura!

Imágenes | Pexels
En Vitónica | Cómo proteger tu piel cuando sales a correr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos