Compartir
Publicidad
Por qué las chanclas son malas para los pies
Prevención

Por qué las chanclas son malas para los pies

Publicidad
Publicidad

Desde el Rey Tutankamón hasta la mismísima Cleopatra las usaban, y es que es un placer poder llevar estas sandalias con los pies descubiertos y frescos en los días más calurosos del verano. Pero, ¿por qué las chanclas son malas para los pies?

Muchos son los podólogos que coinciden en que cuando de la salud de los pies se trata, las sandalias pueden no ser tan buenas. Según la Evaluación de la Salud Nacional del Pie del Instituto para la prevención de la Salud del Pie de Estados Unidos, el 78% de las personas mayores de 21 años, ha sufrido problemas en los pies debido al uso de estas sandalias veraniegas.

El objetivo del calzado debería de ser el de proteger y dar estabilidad al pie y parece ser que las chancletas no cumplen esta función. Los efectos negativos pueden ser variados y hoy desde Vitónica os vamos a comentar algunos de ellos.

Efectos negativos

  • Lesiones
  • Aunque las sandalias son muy fresca y cómodas para el verano, según los investigadores, son incapaces de amortiguar el impacto contra las superficies duras debido a la fina goma que posee su estructura.

    Al ser planas, pueden generar dolores en las rodillas, la espalda y la cadera. De igual forma, para los médicos ortopedas de la Escuela de Medicina Mount Sinai en Estados Unidos, las sandalias ofrecen un respaldo al arco y una cobertura del pie limitadas que puede generar lesiones en la persona que las usa.

  • Alteración de la forma de caminar
  • Su uso puede alterar la forma de caminar ya que las personas suelen arrugar los dedos y tensarlos para mantener mejor la sujeción de la sandalia, mientras que el talón queda totalmente levantado y la presión de los dedos añade estrés a la zona del tobillo y al pie en general.

    Según un estudio realizado en 2008 por la Universidad Auburn, cuando usamos flip-flop nuestros pasos son más cortos, lo que ocasiona que nuestros talones choquen con el suelo de una forma irregular, lo que altera la manera natural de nuestro caminar.

    Footprint 347817 640
  • Fascitis plantar
  • Las chanclas también están en el punto de mira de ortopedistas porque , según afirman, su uso se relaciona frecuentemente con la fascitis plantar, que es una inflamación del tejido conectivo del pie que causa infinidad de molestias.

    El uso de chancletas estira la fascia plantar causando inflamación, dolor, protuberancias y cansancio. Sus principales síntomas son el dolor y la rigidez en la parte interior del talón, aunque la planta del pie también puede doler o arder con los primeros pasos del día.

  • Otros
  • Otros problemas asociados con las chanclas son los dedos y uñas rotas, cortes y gérmenes. Sin contar el daño solar, siempre que se use este tipo de calzado debemos darnos protección en los pies para evitar quemaduras.

    Recomendaciones

    Se recomienda el uso de chanclas ocasionalmente para días de verano en que se va a la playa o piscina, así como para duchas o vestuarios públicos, para que el pie esté más protegido ante cualquier contagio de hongos o papilomas, pero siempre sin abusar de su uso.

    Según afirman los especialistas, el "calzado ideal" para días calurosos es el de esparto, que a pesar de ser algo más cerrado, el pie no tiene problemas para transpirar y además cuenta con una suela un poco más gorda, que evita que suframos estos problemas que nos acarrean las veraniegas chanclas.

    Imagen | Pixabay, Pixabay

    Vía | BBC

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio
    Inicio

    Ver más artículos