Compartir
Publicidad
Ruido de tráfico y relación con la obesidad (estudio)
Prevención

Ruido de tráfico y relación con la obesidad (estudio)

Publicidad
Publicidad

En muchos medios de comunicación (supuestamente serios) vemos la noticia que se hace eco de un estudio reciente que señala una posible relación entre vivir en un vecindario con mucho ruido de tráfico (coches, trenes, aviones...) y la obesidad.

Es un estudio interesante, pues el ruido como estresor influye en la salud física y mental, y el estudio habla de una relación existente, pero no hay que sacar concluciones erróneas con titulares poco acertados similares a "el ruido del tráfico engorda". Veamos por qué:

El estudio y el error en los titulares: correlación y causalidad

En primer lugar, os enlazo el artículo completo (en inglés en su fuente original) y un artículo sobre el tema en español, que cuenta también con comentarios de los autores (en medlineplus).

El estudio se titula Exposure to traffic noise and markers of obesity, es decir, algo así como "La exposición al ruido del tráfico y los marcadores de la obesidad". De entrada ya vemos que los autores no han titulado nada parecido a "el ruido engorda". Sin embargo, una búsqueda en Google nos arroja estos preocupantes titulares:

Ruido Engorda1
Ruido Engorda2

Si leemos el artículo original (lo mejor) o la explicación de los autores, vemos que ellos señalan que hay una relación entre mucho ruido de tráfico y la obesidad, pero ellos mismos afirman que su estudio es observacional y que no se puede establecer una relación causa-efecto.

Pero, una vez más, hay muchos medios que caen en el error de olvidar que correlación no implica causalidad, deduciendo erróneamente que el ruido causa obesidad, tal vez por desconocimiento o simplemente para buscar un titular más llamativo.

Lo que afirma el estudio: relación entre obesidad y factores ambientales como el ruido

EL estudio es importante por el tamaño de la muestra: más de 5000 personas con un seguimiento realizado durante varios años. Según la metodología empleada, se encontró que a mayor nivel de ruido del tráfico había aumento de la grasa acumulada en la región abdominal.

Lo que sí defienden los autores de este estudio es que, aunque ya se sabe que el ruido es un factor estresante y que está relacionado con problemas de salud, el hecho de relacionar el ruido del tráfico con la obesidad es algo muy a tener en cuenta.

Sin embargo, puede ser que los barrios con más ruido de tráfico sean los más periféricos, o los más pobres, y sus habitantes tengan problemas de desempleo o falta de recursos que genere alimentación deficiente, por ello no se puede afirmar que el ruido del tráfico (por sí solo) haga engordar, aunque sí que parece que hay indicios de su relación con la obesidad; así que serán necesarias más investigaciones en esa línea para establecer correctas relaciones entre este factor ambiental y la acumulación de grasa en el abdomen.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio