Compartir
Publicidad
Publicidad

Conociendo un poco mejor los hidratos de carbono

Conociendo un poco mejor los hidratos de carbono
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Habitualmente hablamos de los hidratos de carbono en general como un tipo de nutriente necesario para la obtención de energía sin reparar en que es algo más complejo de lo que nos parece en un principio, y es que hay varios tipos de carbohidratos y cada uno tiene unas cualidades u otras.

Los hidratos de carbono se diferencian unos de otros en su composición, y es que es un nutriente que obtenemos de casi todos los alimentos, sea cual sea su origen. Es la principal fuente de energía del organismo, pero no se puede generalizar cuando nos referimos a ellos, y es que cada tipo de carbohidrato va a tener una forma de actuar y nos va a brindar unos beneficios u otros.

Los hidratos de carbono todos sabemos que se obtienen de alimentos como el pan, las verduras, la fruta... Pero en lo que no reparamos tanto es en de qué tipo son y los beneficios que van a aportar a nuestro organismo. Antes de nada debemos saber que la procedencia hace que los hidratos sean de dos tipos, simples y complejos. Una diferenciación que tenemos que tener en cuenta.

Los carbohidratos simples son los monosacáridos, los disacaridos y los oligosacáridos. Los complejos se dividen en polisacaridos, función de reserva y función estructural. Por este motivo es importante saber diferenciar el tipo de hidratos de carbono que ingerimos, ya que los complejos son los más ricos para nuestro organismo y los que más beneficios van a facilitarnos, pues al ser de liberación lenta nos ayudan a mantener las reservas de energía por más tiempo para que podemos utilizarlas a lo largo del día.

Los carbohidratos simples son las harinas elaboradas y refinadas, así como los azúcares y la glucosa, mientras que los complejos los encontramos en los cereales integrales y siempre contienen fibra que ayuda a regular los niveles de colesterol, intervienen en el metabolismo de las grasas, ayudan a mejorar el tránsito intestinal y a prevenir algunos cánceres como el de colon...

La principal función de los hidratos es la de dotar a nuestro cuerpo de energía, y es que cada gramo de hidrato contiene 4 Kcal, aportándonos el combustible diario para poder realizar nuestras tareas cotidianas. Los hidratos una vez digeridos se convierten en glucosa, un componente esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso central. Además, son un aliado en el metabolismo de las grasas y evitan que las proteínas se oxiden y no las podamos asimilar correctamente. Es por esto que son un aliado en dietas ricas en proteínas como la de los deportistas, ya que aumentan la asimilación de este nutriente.

Por todos estos motivos es importante ingerir hidratos de carbono para mantener un cuerpo sano y cargado de energía. Sobre todo si tenemos una actividad física alta, ya que éstos nos aportarán todo lo necesario para poder desempeñar nuestras funciones de forma correcta y sin sufrir percances. Además, ayudan a asimilar mejor las proteínas necesarias para crear tejidos. Aunque un exceso de hidratos no es muy recomendable en personas sedentarias, pues puede ser una causa de sobrepeso.

Más información | En Buenas manos Imagen | Morguefile

En Vitonica | La importancia de los hidratos de carbono en la dieta del deportista En Vitonica | Hidratos e hidratos En Vitonica | ¿Cuándo y qué comer para recuperar antes?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos