Compartir
Publicidad

Mitos sobre las proteínas

Mitos sobre las proteínas
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las proteínas son un tipo de nutriente que casi todos nosotros tenemos en cuenta a la hora de practicar deporte, y es que se trata de algo importante para el crecimiento muscular, ya que es uno de los principales alimentos de las fibras. Pero entorno a las proteínas existen ciertos mitos que nos condicionan a la mayoría de nosotros a la hora de decantarnos por unas u otras o por consumir una cantidad u otra de las mismas. Por ello en Vitónica vamos a hacer un pequeño repaso para desmentir esos mitos.

En primer lugar siempre pensamos que las proteínas son lo único que nos hará crecer. Tal es esto que siempre echamos mano de complementos de proteínas, e ingerimos alimentos con alto contenido en este nutriente, sin tener en cuenta que no solo los músculos necesitan de ellas después del ejercicio, sino que los hidratos de carbono también son esenciales para recuperar el glucógeno perdido y conseguir que los músculos se recuperen antes del esfuerzo sufrido.

Una de las creencias más extendidas en lo referente a las proteínas es que cuantas más consumamos más rápido desarrollaremos los músculos. Esto no es para nada cierto, primero debemos tener presente que el músculo se desarrolla a través del ejercicio. Una vez que lo estimulamos es necesario que lo alimentemos correctamente. Las proteínas son uno de los nutrientes que necesita para crecer, pero en su justa medida y con cantidades altas, pero tampoco desmesuradas. Es decir, una persona deportista consume más proteínas que otra que no lo es. Si nos pasamos con el consumo de proteínas corremos el riesgo de dañarnos el hígado y los riñones.

Otro mito habitual acerca de las proteínas es que las de origen animal son mejores que las vegetales. Esto es totalmente falso, ya que las de origen animal además suelen contener ácidos grasos saturados que no son nada beneficiosos al organismo y encima dificultan la asimilación de nutrientes como las proteínas. Las de origen vegetal son mucho más limpias y se absorben de manera más rápida por el organismo, entrando en acción mucho en menos tiempo. Aunque es cierto que hay carnes que nos aportan proteínas de alta calidad, como las aves o pescados como el atún y el salmón que son una buena fuente de proteínas de alta calidad.

La distribución de las proteínas a lo largo de la jornada es otro mito, y es que la mayoría de las personas piensa que la mañana es el momento en el que hay que ingerir alimentos ricos en proteínas. Por una parte es cierta esta afirmación, pues el metabolismo funciona más rápido por la mañana que por la tarde y las vamos a asimilar mucho mejor. A pesar de todo es necesario que tengamos en cuenta que si entrenamos por la tarde el cuerpo necesitará proteínas para reponerse del esfuerzo, y por ello las consumiremos por la tarde, algo que no supondrá problema alguno para el organismo.

Seguro que existen otros mitos que muchos de vosotros conocéis, y por ello os invito a que los hagáis públicos para evitar que caigamos en errores una y otra vez.

Imagen | scottfeldstein

En Vitonica | Los falsos mitos más importantes de la práctica deportiva
En Vitonica | Los riesgos de los batidos de proteína
En Vitonica | Desmintiendo un mito. Si asistes al gimnasio debes tomar obligatoriamente complementos de proteínas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos