Compartir
Publicidad
Crema de calabacín con chalotas confitadas y queso de cabra. Receta saludable
Recetas Saludables

Crema de calabacín con chalotas confitadas y queso de cabra. Receta saludable

Publicidad
Publicidad

¿A quién no le apetece una reconfortante crema de verduras en las frías noches de otoño e invierno? En verano sienta muy bien el cuchareo fresco, pero para mí no hay nada como una cena ligera y saludable a base de buenas verduras. En esta crema de calabacín con chalotas confitadas y ques de cabra aportamos un toque extra de sabor para conseguir una textura suave, cremosa y muy aromática.

El calabacín es ideal para triturar ya que una vez cocido tiene una carne muy melosa, con mucha agua, que puede combinarse con otros vegetales o enriquecerse con ingredientes como el queso. Un poco de rulo de cabra ligero apenas suma calorías pero añade untuosidad, mucho sabor y un poco de proteínas y calcio a un plato que es estupendo para tener en la nevera para una cena rápida, saciante pero nada pesada.

Ingredientes aproximados para 4-6 raciones

  • 4-5 chalotas, 2 dientes de ajo pequeños, 2-4 calabacines (dependiendo del tamaño), 1/2 vaso de vino blanco, 1 litro de caldo de pollo o verduras, 50 g de queso de rulo de cabra suave, 1/2 cucharadita de comino molido, 1 cucharada de mezcla de hierbas provenzales, 1 cucharada de levadura de cerveza en copos, tomillo fresco, pimienta negra, sal y aceite de oliva virgen extra.

Cómo hacer crema de calabacín con chalotas confitadas y queso de cabra

Podemos emplear calabacines normales verdes o de la variedad blanca. En mi caso he usado uno verde de tamaño medio y dos blanos más pequeños, así el color verde es menos potente pero sigue teniendo mucho sabor. Lavar y trocear los calabacines, cortando los extremos. Pelar las chalotas y los dientes de ajo, cortar las primeras en cuartos y picar bien los segundos.

Calentar un poco de aceite en una cazuela o en una buena olla y añadir las chalotas con una pizca de sal. Cocinar a fuego suave durante unos 20-30 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que queden brillantes y transparentes. Podríamos añadir una pizca de azúcar moreno si queremos un toque más dulce, o vinagre de módena para un sabor más intenso.

Incorporar los ajos y saltear un minuto a fuego fuerte. Añadir los calabacines con el comino, las hierbas provenzales y una pizca de sal y pimienta. Regar con el vino, esperar a que evapore el alcohol y cubrir con el caldo. Cocer a fuego medio hasta que estén muy tiernos, vigilando el nivel de líquido para que no se seque.

Triturar muy bien hasta tener la textura deseada, mezclar con el queso y la levadura de cerveza y volver a calentar para que se integren bien. Servir con tomillo, pimienta recién molida y un hilo de aceite de oliva virgen extra, si se desea.

Crema de Calabacin. Pasos

Tiempo de elaboración | 50 minutos
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Serviremos la crema de calabacín con chalotas confitadas y queso de cabra caliente, añadiendo algunos toppings al gusto si se desea: pan crujiente, yogur natural, frutos secos, brotes germinados, semillas de sésamo o calabaza, etc. También podemos corregir la textura al gusto si nos ha quedado muy espesa añadiendo caldo o un poco de agua, mezclando muy bien. Se conserva varios días en la nevera en un recipiente hermético.

En Vitónica | Medallones de brócoli veganos. Receta saludable
En Vitónica | Sopa de quinoa con alubias y zanahoria. Receta saludable

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio