Compartir
Publicidad

El microondas, no solo para calentar el café: recetas al vapor sanas y sabrosas

El microondas, no solo para calentar el café: recetas al vapor sanas y sabrosas
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No sé vosotros, pero yo soy de las que usa el microondas para todo. No solo para calentar el café y las infusiones, sino también para cocinar, ya que para mí tiene muchas ventajas: es rápido, mancho menos que si uso la vitrocerámica y es muy fácil. Como os conté hace tiempo, la vaporera no falta nunca en mi cocina: uno de los mejores accesorios que podéis adquirir.

En los comentarios de aquel post me pedíais recetas para hacer con la vaporera, así que os dejo unas cuantas para que os animéis a cocinar con ella. Es muy fácil (en serio, si yo la utilizo, lo puede hacer cualquiera), es limpio (solo ensucias la vaporera y listo), es rápido (no más de 15 minutos) y es sano, ya que los alimentos se hacen en su propio jugo. Allá van las recetas:

  • El clásico brócoli de la dieta del deportista: creo que no conozco a nadie que practique deporte y no coma brócoli. Diría que junto a la avena y los huevos forman la tríada de oro del fitness. Hacerlo al vapor es sumamente fácil: necesitarás la cantidad deseada de brócoli congelado (las verduras congeladas no pierden sus propiedades), ponlo en la vaporera, echa por encima un chorrito de AOVE y un pelín de sal para darle sabor. Cinco minutos en el micro al máximo de potencia y... voilá! Verás cómo tiene mucho más sabor que cocido.

  • Salmón en cama de patatas: el pescado azul es una buena fuente de proteínas animales y de Omega3, también importante para la dieta del deportista. Primero colocamos en la vaporera las** patatas cortadas en rodajas finitas**, cerramos la vaporera y lo dejamos tres minutos a máxima potencia. Abrimos la vaporera y colocamos encima dos lomos de salmón al natural, y espolvoreamos las especias que queramos (yo lo hago solo con un chorrito de limón), cerramos y colocamos en el microondas entre seis y ocho minutos. ¡Perfecto para cenar!

  • Arroz con especias: el arroz también puede cocinarse con la vaporera, y tarda bastante menos que si lo hacemos al modo tradicional. Simplemente echamos la cantidad de arroz que deseemos y el doble de agua, echamos las especias que queramos (podemos utilizar un sazonador de ajo y perejil, o darle un toque más fuerte con pimienta molida), cerrar la vaporera y colocar en el microondas durante diez minutos a máxima potencia.

  • Pechuga de pollo con verduras: la vaporera también es apta para cocinar carne. Si la pechuga está congelada, puedes meterla directamente así al microondas, aunque yo prefiero sacarla antes del frigo apra que se descongele a su ritmo. Se coloca en la vaporera y aquí tenemos dos posibilidades: bien cubrirla con agua, y nos quedará como si estuviese cocida, o bien echarle un chorrito de AOVE y especias para que se haga en su jugo. La segunda opción tiene más sabor, claro está. Suele tardar en hacerse unos seis minutos a máxima potencia.

Cocinar con vaporera es muy sencillo y va genial si no dispones de mucho tiempo, ¿qué recetas preparas tú?

Imagen | Lékué
En Vitónica | Cocinar al vapor en microondas: sano, fácil y rápido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio