Compartir
Publicidad
Publicidad

Lasaña de carne. Receta Saludable

Lasaña de carne. Receta Saludable
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy toca otro plato de pasta en nuestra sección de recetas saludables. La lasaña de carne es un plato sencillo de hacer y muy completo, sobre todo si le añadimos hortalizas. En comparación con otros platos de pasta como los macarrones o tallarines la lasaña de carne, al tener menor cantidad de pasta, es menos rica en hidratos de carbono y más en proteínas, pero igualmente, es una receta saludable.

lasaña_nutrientes

Ingredientes para 4 personas

9 placas de lasaña, 2 zanahorias, 1 cebolla, 1 ajo, 150 gramos de champiñones, una lata de tomate triturado, 25 gramos de azúcar, 100 gramos de queso desnatado y 300 gramos de carne picada. Para la bechamel: 1/2 litro de leche entera, 40 gramos de mantequilla, 40 gramos de harina, nuez moscada, pimienta molida y sal.

Preparación

Se pelan y cortan las zanahorias, la cebolla y el ajo y se mete todo en un vaso para batir. Añadimos los champiñones, el tomate triturado y el azúcar para quitar la acidez del tomate. Batimos todo y se lo añadimos a la carne picada cuando lleve unos 5 minutos a fuego medio. Mientras, cocemos las placas de lasaña según nos indique el envase.

La bechamel es algo más delicado de hacer, si queremos podemos prescindir de ella. Yo he seguido los consejos de Pintxo en Directo al Paladar y la verdad que ha salido bastante aceptable, os lo recomiendo.

Mientras se calienta el horno y una vez tengamos todo listo cogemos un molde para el horno, huntamos un poco la base con mantequilla y ponemos encima 3 placas de lasaña, cubrimos con el preparado de carne y bañamos con la bechamel. De nuevo ponemos otras 3 placas encima y repetimos la operación. Al final de las últimas 3 placas cubrimos de nuevo con bechamel y añadimos el queso rallado.

Para comer

Es un plato muy completo y con media-alta densidad calórica, perfecto para después de un entrenamiento duro donde se necesitan calorías y proteínas para recuperar. Si prescindiéramos de la bechamel el contenido calórico sería menor, al igual que el porcentaje de grasa, que descendería.

Como plato principal y acompañado por una ensalada es una comida perfecta. Podemos jugar mucho en este plato con los ingredientes: tipo de carne, diferentes hortalizas, productos light o enteros...según el tipo de diete que quiera cada uno

En Directo al paladar | Lasaña de carne a la boloñesa En Vitónica | Truco saludable: combinar pasta con vegetales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos