Compartir
Publicidad
Embarazo y deseo sexual: por qué aparece y desaparece
Sexualidad

Embarazo y deseo sexual: por qué aparece y desaparece

Publicidad
Publicidad

Una de las muchas cosas que me enseño Friends, por medio de la experiencia de Rachel cuando se queda embarazada, fue que las mujeres, durante el segundo trimestre de embarazo, sienten un aumento de sus deseo sexual.

La realidad es que el deseo sexual y la libido de las mujeres van variando durante el embarazo, pero es algo que muchas de nosotras no sabemos antes y que puede llegar a pillarnos por sorpresa. Por ello, es importante que sepamos por qué y en qué momentos ocurre.

Diferentes libidos en cada trimestres

Todas las mujeres podemos sufrir alteraciones en nuestro deseo sexual en función de variaciones en las condiciones físicas o psicológicas. Sin embargo, en el embarazo estas variaciones pueden también verse influidas por el efecto de las hormonas e incluso por motivos psicológicos.

Primer trimestre de embarazo

Primer trimestre embarazo

En estos primeros meses del embarazo lo habitual es que el deseo sexual vea una disminución o incluso desaparezca. En este caso, suele deberse a los grandes cambios hormonales que la mujeres embarazada está sufriendo.

Estos cambios hormonales ayudan al desarrollo del feto y la formación de la placenta. Sin embargo, al ser tan drásticos, también conllevan algunos aspectos negativos. Entre ellos encontramos el hecho de que algunas mujeres sienten náuseas en estos primeros meses, además de sentirse más cansadas y somnolientas de lo habitual. Por otro lado, puede aumentar la sensibilidad de algunas zonas del cuerpo, como en el caso de los senos.

En algunos casos, se puede sentir cierto miedo, inseguridad e incluso ansiedad por miedo a dañar al feto durante las relaciones sexuales. La realidad es que no existe ningún riesgo de afectar al feto durante la actividad sexual por lo que no hay motivo para temer.

Segundo trimestre

Segundo trimestre

Si el primer trimestre es en el que se sufren las consecuencias negativas de las hormonas, en el segundo trimestre llegan las positivas. Durante estos meses la libido y el deseo sexual pueden volver a la normalidad e incluso aumentar. Esto se debe, en parte, a que empiezan a desaparecer algunas molestias como las náuseas, los vomitos o el cansancio extremo, lo que nos acerca a una mayor normalidad.

Además de eso, en este periodo del embarazo aparece una mayor congestión vascular lo que implica, entre otras cosas, que llega más sangre a los vasos sanguíneos pelvicos y vaginales. Existe también una mayor lubricación por lo que, unido al aumento del flujo sanguíneo, implica un mayor nivel de excitación sexual.

Tercer trimestre

Tercer trimestre embarazo

En el último trimestre de embarazo es posible que la libido vuelva a descender. En este caso puede estar relacionado con las molestias derivadas del estado físico de la madre durante estos últimos meses. La mujer puede encontrarse más pesada, tener peores digestiones, no encontrar una postura cómoda, sufrir dolores musculares, retención de líquidos, etc. puede influir en que las mujeres no se sientan cómodas y no sientan deseo sexual.

A esto hay que añadirle el aspecto psicológico de este ultimo periodo del embarazo. Algunas mujeres pueden sentirse incómodas con su aspecto físico, debido a las nuevas formas del cuerpo y no sentirse atractiva, lo que hace que el deseo de mantener relaciones sexuales disminuya.

Algunos padres también pueden verse afectados en este mes debido, entre otras cosas, por miedo a dañar al bebe en la relación sexual. Existen algunos mitos relacionados con el embarazo que puede afectar a la visión que tenemos del sexo cuando el embarazo está tan avanzado, que pueden afectarnos. Sin embargo, como ocurre durante el primer trimestre, no hay riesgo de que el bebé sufra ningún tipo de consecuencia. Lo que sí puede ocurrir es que, en las fechas cercanas al parto, las relaciones sexuales favorezcan la aparición de las primeras contracciones.

Imágenes | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio