Compartir
Publicidad

La acerola, una fruta cargada de vitamina C

La acerola, una fruta cargada de vitamina C
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que las frutas son una importante fuente de vitaminas todos lo sabemos, por ello es necesario que las incluyamos en nuestra dieta cotidiana para conseguir así una salud correcta y perfecta. Esta época del año es un momento en el que tenemos a nuestra disposición infinidad de frutas que nos darán la posibilidad de variar a la hora de comer este tipo de alimento. Por este motivo, y para ampliar el abanico de posibilidades que tenemos a nuestro alcance queremos detenernos en una fruta que vale la pena destacar, se trata de la acerola o cereza de las Antillas.

La acerola es una fruta proveniente de lugares de clima tropical o subtropical. Es un tipo de fruta silvestre que se cultiva para el consumo humano. Debido a este origen tropical no es una fruta demasiado consumida en nuestro país, ya que realmente su introducción en nuestros mercados ha tenido lugar hace poco tiempo. A pesar de todo, en Vitónica queremos abogar por su consumo, ya que es una de las frutas que más contenido en vitamina C tiene, concretamente la tercera, ya que por delante de ella solamente está el kakadu y el Camu-camu, que concentran muchas más cantidades de vitamina C.

La acerola es una fruta comestible con forma redondeada y un color característico que es la que hace qu e tenga ese aspecto que la diferencia del resto de frutas. Concretamente tiene un color naranja rojizo o amarillento, dependiendo del grado de madurez de la fruta. En su interior contiene tres pepitas. Su sabor es ligeramente ácido, lo que hace honor a su nombre, y lo que la dota de una característica especial que hace que esta fruta se diferencie del resto.

Como toda buena fruta, la acerola contiene altas cantidades de agua en su composición. Esta característica hace que este alimento sea muy bajo en calorías, por lo que es recomendable para las personas que están llevando a cabo una dieta de adelgazamiento o un mantenimiento del peso. Otro punto a tener en cuenta es su bajo contenido en proteínas, así como de hidratos de carbono, ya que la convierten en una de las frutas que menos azúcares contiene en su composición.

Pero por lo que debemos destacar esta fruta es por su alto contenido en vitaminas, concretamente en la vitamina C, ya que supera esta cantidad en más de cincuenta veces a la que contienen los cítricos o la piña, frutas conocidas por su alto aporte en esta vitamina. Por este motivo la acerola es una buena herramienta para conseguir una salud de acero, ya que este aporte de vitamina C nos ayudará a reforzar el sistema inmunológico, además de ayudarnos a aumentar la producción de colágeno y proteger a las células de los ataques producidos por los agentes externos.

No debemos olvidar que la acerola nos aportará ingentes cantidades de fibra que nos ayudarán a mantener nuestro organismo libre de toxinas y en perfecto estado constantemente. A esto hay que sumar su aporte mineral, concretamente son destacables las cantidades de fósforo, calcio y hierro, tres minerales necesarios para el correcto funcionamiento de los tejidos musculares y de los huesos que componen nuestro cuerpo. Por este motivo la acerola puede ser una alternativa más a las habituales que tenemos a nuestro alcance a la hora de comer fruta. Además, actualmente la podemos encontrar en cualquier frutería y centro comercial.

Imagen | Javier Velez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos