Compartir
Publicidad
¿Manipulan algunas empresas los estudios nutricionales que financian?
Vitónica

¿Manipulan algunas empresas los estudios nutricionales que financian?

Publicidad
Publicidad

Un titular que sin duda no deja indiferente a nadie y que hace saltar las alarmas en torno a las empresas encargadas de financiar determinados estudios nutricionales a través de determinadas marcas comerciales.

¿Manipulan algunas empresas los estudios nutricionales que financian? Hoy hablamos sobre este tema y os contamos lo que sugieren recientes investigaciones acerca de un escandaloso estudio que podría haber sido manipulado.

El estudio supervisado

El estudio nutricional puesto en jaque, mediante una investigación llevada a cabo por la agencia de información norteamericana Associated Press (AP), fue financiado a través de una asociación empresarial representante de las marcas de chocolates Butterfingers, Hershey y Skittles.

Las conclusiones del estudio fueron las siguientes:

"Los niños que comen golosinas tienden a pesar menos de los que no las comen"

Controversia generalizada

Tras conocerse la noticia saltan las alarmas sobre un posible conflicto de intereses por parte de las empresas que financian este tipo de estudios nutricionales, las cuales en ocasiones podrían caer en la tentación de promover conclusiones que les favorezcan comercialmente. A partir de aquí nadie ha quedado indiferente y el debate está servido.

1

Desde 2009, los autores de estudios sobre golosinas han escrito trabajos para empresas como Kellogg o asociaciones empresariales del sector de carnes o de jugos de frutas

Según los autores del estudio, éste se llevó a cabo a través de una base oficial de sondeos en la cual se valoraba la ingesta de estos alimentos en las últimas 24 horas, hecho por el cual los investigadores han optado por concluir que los datos “podrían no reflejar la ingestión rutinaria” y “no se puede trazar una relación directa causa-efecto.

Según la empresa de golosinas que financia, las investigaciones se llevan a cabo de un modo estricto en cuanto a integridad científica, pero en su comunicado de prensa no se menciona nada de lo que concluyen anteriormente los autores e, incluso, se intensifica aún más el mensaje inicial:

“Nuevo estudio demuestra que niños y adolescentes que comen golosinas tienden a tener menos incidencia de sobrepeso u obesidad”.

Posibles intereses comerciales

Determinados correos electrónicos obtenidos por The Associated Press, solicitados previamente a universidades públicas como parte de una investigación sobre cómo las empresas alimenticias influyen en las actitudes de alimentación, han puesto de manifiesto el "singular" modo en que se difunde el estudio, colectiva y favorablemente, gracias al respaldo académico.

“Esperemos que puedan hacer algo con esto, es un estudio débil y obviamente tiene mucho material desechable”- Correo de una de las profesoras de nutrición a los autores del estudio (2011)

"Sugiero que nos enfoquemos primero en esto y que no hagamos más estudios hasta que Kellogg nos prometa más financiamiento"- Correo de uno de los coautores (2010)

Desde el colectivo financiero empresarial se ha encargado de aclarar que en ningún momento se tomó parte en la redacción del trabajo, aunque lo cierto es que otros correos electrónicos de la universidad sugieren que la asociación de empresas que lidera a Butterfingers, Hershey y Skittles hizo "alguna que otra" aportación al respecto.

En Vitónica | Adelgazar comiendo gominolas
Imágenes | iStockPhotos
Vía | nacion.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio