Compartir
Publicidad
Algunos de los estudios científicos sobre salud más absurdos jamás realizados
Wellness

Algunos de los estudios científicos sobre salud más absurdos jamás realizados

Publicidad
Publicidad

La ciencia es una cosa muy seria... casi siempre, porque otras veces saca el sentido del humor y encuentra la forma de reírse de sí misma. Es el caso de los premios IgNobel, una ceremonia creada como parodia de los Nobel que se ha convertido en una celebración de "la ciencia que hace reír, y luego hace pensar".

Otras veces, sin embargo, el chiste es más bien involuntario. Son esos estudios científicos que nos sorprenden ya sea por lo inesperado o por lo obvio de sus conclusiones. Aquí te dejamos algunos de esos estudios que, en el área de salud, nos han hecho preguntarnos "¿De verdad necesitábamos un estudio para esto?".

Las mejores colonoscopias tienen más beneficios

Resulta que los cribados con colonoscopias de mayor calidad son mejores que los que usan procedimientos de colonoscopia peores. Sí, tampoco nosotros sabemos cómo se nos había podido pasar esto antes, pero por suerte un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association nos abrió los ojos a esta realidad: "hacer colonoscopias de mayor calidad lleva asociado un menor riesgo de muerte por cáncer colorrectal sin aumentar los costes añadidos".

Es mejor no hacer la cama

cama-sabanas-deshecha

Este estudio nos llega por el lado sorprendente y no el obvio, y es un torpedo a la línea de flotación de toda la educación que muchos hemos recibido en nuestras casas. Resulta que científicos de la Universidad de Kingston llegaron a la conclusión de que la costumbre de hace la cama todas las mañanas después de levantarte no es la mejor: una cama perfectamente ordenada y estirada es el caldo de cultivo perfecto para los ácaros, causantes de muchas alergias. En vez de hacer la cama, lo mejor es que abras la ventana para que la habitación se ventile.

Si corres para adelgazar, mejor de espaldas

Pues sí, amigos de Vitónica. Resulta que si vuestra forma favorita de hacer deporte es el running y queréis aprovechar para que os ayude a perder peso, casi mejor que corráis hacia atrás ya que así quemaréis más calorías en el mismo tiempo y distancia. Eso era lo que concluía un estudio publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences. En concreto, para correr hacia atrás se necesita un 30% más de energía que al correr hacia delante a la misma velocidad.

Beber café reduce el tamaño del pecho

Y ojo porque este viene con truco, es decir, no es verdad.

Pero vayamos por partes. En 2008, científicos de la Universidad de Lund, en Suecia, publicaban un pequeño estudio en el que analizaban la relación del café con una serie de genes relacionados a su vez con el riesgo de padecer cáncer de mama. Estudios previsto sugerían que el consumo de café podía reducir ese riesgo en las portadoras de los BRCA 1 y 2 (famosos a partir de la extirpación de mamas a la que se sometió hace unos años Angelina Jolie), pero no estaba claro por qué ocurría esto.

cafe-desayuno

Así que los científicos suecos decidieron orientar su estudio hacia otros genes, uno de ellos llamado CYP1A2*1F, ya que la cafeína se metaboliza gracias a la enzima CYP1A2 y el mismo gen juega un papel importante en la sintetización de los estrógenos, relacionados por su parte con el cáncer de mama. Ahí podía haber alguna conexión relevante.

Por el camino, hicieron una observación curiosa: las participantes que bebían de media tres o más tazas de café diarias tenían un menor tamaño de pecho que las que no bebían o bebían menos café. Esto derivó en una serie de titulares que dieron pie a una leyenda urbana que sigue circulando hoy en día: que beber café reduce el tamaño del pecho de las mujeres "según la ciencia".

Pero la verdad es que el estudio no decía nada de todo eso. Para empezar, no relataba ninguna relación causal entre ambos factores (no decía que el café causase el menor tamaño del pecho), pero es que tampoco recogía ningún cambio en el tamaño del pecho de las mujeres (no decía que se hubiesen reducido).

Así que ya lo sabéis, queridos lectores. La ciencia que a veces nos parece tan sesuda y hermética no siempre lo es: en ocasiones se enreda con sus propios métodos, o no nos los explica bien, o simplemente se toma a sí misma menos en serio para acercarnos un descubrimiento sorprendente o curioso.

Imágenes | Unsplash
En Vitónica | Siete dietas absurdas y peligrosas que pueden arruinar tu salud

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio