Publicidad

Cambia tu relación con el alcohol en 2019: así te ayuda el Dry January o enero sin alcohol

Cambia tu relación con el alcohol en 2019: así te ayuda el Dry January o enero sin alcohol
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Diciembre es un mes de excesos para muchos de nosotros, no solo en lo que al consumo de comida se refiere, sino también en el alto consumo de alcohol. Por ello, para muchos de nosotros el nuevo año es un momento estupendo para proponernos reducir nuestro consumo de alcohol. Dentro de esta idea surgió, en Reino Unido, la campaña de salud conocida como "Dry January", que consiste, básicamente, en pasar todo el mes de enero sin consumir alcohol de manera voluntaria.

Esta campaña se lleva poniendo en marcha varios años, pero fue en 2014 la primera vez que la Universidad de Sussex analizó los efectos que tenía realmente la campaña para nuestra salud. A finales de 2018, de nuevo, estos investigadores lanzaron un informe con los resultados obtenidos al investigar los efectos provocados por el "Dry January" en aquellas personas que participaron en enero de 2018. El efecto de un solo mes de abstinencia resulta sorprendente.

Al principio del experimento, en enero de 2018, se apuntaron 2.821 personas en las encuestas online disponibles cuando te unes al reto de todo enero sin consumo de alcohol. El uno de febrero de 2018 seguían respondiendo 1.715 personas y en agosto de 2018 todavía seguían con el experimento 816 personas. Los resultados obtenidos encuentran que existen numerosos beneficios asociados al hecho de dejar de beber durante un mes.

Para empezar, los investigadores encontraron una reducción en el consumo de alcohol posterior de aquellos que participaron en enero. Así, los participantes comenzaron consumiendo alcohol una media de 4,3 días por semana y el consumo se redujo a una media de 3,3 días por semana. Además de esto, el número de días al mes en los que se hizo un consumo excesivo de alcohol -emborracharse - también se redujo desde 3,4 veces al mes a 2,1 veces.

Jenelle Hayes 4395 Unsplash

La reducción del consumo de alcohol a largo plazo no es la única ventaja que tiene pasar un mes entero sin beber, sino que se encuentra que 9 de cada 10 participantes ahorran dinero, 7 de cada 10 duermen mejor y 3 de cada 5 pierden peso. Otro de los aspectos beneficiosos y sorprendentes del hecho de pasar un mes sin alcohol es cómo cambiaba la relación de los participantes con las bebidas alcohólicas.

Así, el 82% de ellos presentaban una mayor reflexión sobre su relación con el consumo de alcohol, el 80% de ellos mostraba más control de su consumo de alcohol e, incluso, el 71% de ellos se dio cuenta de que no necesitaba consumir alcohol para divertirse. Ser capaces de reflexionar sobre esto - y sobre los motivos por los que bebemos - además de ver los beneficios que la abstiencia nos ofrece - anima a aquellos que pasan un mes sin beber a beber menos el resto del año y a largo plazo.

Además, ayuda a que cuando beben lo hagan de manera más reflexiva. Sería recomendable que se realizaran investigaciones más variadas - no basadas únicamente en encuestas - para analizar el efecto que tiene para nosotros no consumir alcohol durante un mes. Sin embargo, por el momento, el hecho de unirnos a este reto tiene numerosos beneficios. El consumo de alcohol tiene numerosos perjuicios para nuestra salud, afecta al estado de nuestra piel, si somos deportistas interfiere en nuestro rendimiento y dificulta la recuperación después de un entrenamiento. Es por ello que todavía no es tarde para unirnos a pasar un enero sin alcohol. Y si este mes ya no podemos, lo bueno de este tipo de actividad es que se puede hacer en cualquier momento que queramos, siempre que pasemos 31 días sin consumir ningún tipo de alcohol.

Imágenes | Unsplash, Pixabay

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir