Cinco hábitos del psiquiatra de Harvard para estar llenos de energía y sacar todo el provecho a nuestro cerebro
Wellness

Cinco hábitos del psiquiatra de Harvard para estar llenos de energía y sacar todo el provecho a nuestro cerebro

¿Te sientes enérgico en tu día a día y con tu cerebro funcionando al máximo de sus posibilidades? Hay muchos hábitos que nos restan energía y activación y limitan nuestra salud física y salud mental. Un psiquiatra de Harvard explica cuáles son los cinco hábitos que tenemos que evitar para estar siempre con energía, a alerta y ser saludables física y mentalmente.

Cinco hábitos que tienes que evitar para que tu cerebro saque lo mejor de ti

Christopher Palmer lleva 27 años conectando la salud mental, la salud física y el cerebro. Chris es psiquiatra de Harvard y autor del libro Brain energy en el que hace a los lectores comprender la salud mental y mejorar el tratamiento de ansiedad, depresión y otras enfermedades.

En un artículo para CNBC, medio con el que colabora, comparte cinco condiciones que evita hacer para estar siempre a alerta, con energía y saludable. Después de ser diagnosticado cuando tenía 20 años con síndrome metabólico comenzó a cambiar su estilo de vida, observando que los pasos que le hacían más saludable, también le permitían alejar la pereza y la letargia.

Evita el exceso de carbohidratos, especialmente ultraprocesados

Call Me Hangry Hp9vpvgq Wa Unsplash 1

¿Te ha entrado sueño después de comerte un buen plato de macarrones? La dieta es lo que nos da energía, pero paradójicamente también nos la quita, al menos temporalmente. Los hidratos de carbono no son el motivo, un exceso de ellos sí.

Una dieta adecuada debe contener hidratos de carbono, grasas y proteínas. Ninguno de ellos es bueno o malo. Todos son necesarios. Lo que sí es cierto es que una dieta excesivamente alta en hidratos de carbono puede tener efectos como un aumento del sueño y una disminución de energía.

Los alimentos ultraprocesados quedan totalmente descartados porque sí son perjudiciales para la salud de nuestro cerebro, y para la salud general. Llena tu dieta de alimentos saludables y con un equilibrio entre los tres macronutrientes. Si tienes una reunión importante no se ocurre comer dos platos de arroz antes, ¿verdad?

Limita el alcohol al máximo, incluso a cero si es posible

Andreas M Ug8gllqt1oe Unsplash 1

"Una copa de vino es buena para el corazón". "Una cerveza después de entrenar viene genial para reponer líquidos". El alcohol y la salud están repletos de mitos, por el dicho de "bebe con moderación". Tomar alcohol, aunque sea poco, afecta a la estructura del cerebro.

No consumir alcohol potencia la productividad y la energía en el día a día. El cerebro se beneficia a largo plazo, y otros aspectos del estilo de vida como el descanso nocturno también mejoran. Lo ideal es no beber nada de alcohol, pero lo siguiente mejor es que sea la menor cantidad posible.

Aleja el sedentarismo

Oscar Keys Xz Xwesmtg0 Unsplash

El ejercicio físico y la salud mental tiene una asociación directa. Aspectos como la depresión, la ansiedad y otras alteraciones mentales son reducidas con el adecuado ejercicio. Además, está comprobado cómo el movimiento crea una cascada de mecanismos que ayudan a nuestro cerebro a ser más eficaz y creativo.

El sedentarismo produce todo lo contrario, sin entrar a valorar la salud física que por supuesto necesita la práctica frecuente de ejercicio físico. Evita estar mucho tiempo sin entrenar, saltar, moverte... Esta es una de las causas por las que muchas personas se sienten mucho más enérgicas si entrenan a primera hora del día.

No robes horas al sueño, sácalas de otro lugar

Alexandra Gorn Smus Juza9i Unsplash

El sueño tiene un papel clave en la vida. Dormir mal, o menos de lo necesario, hace que pasemos el día cansados y con nuestra capacidad cognitiva muy lejos del 100%. A corto plazo vemos estos síntomas, u otros como que retenemos menos información.

A largo plazo se agravan los problemas de dormir poco, ya que aumentamos el riesgo de enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer, y también se altera de forma crónica el estado de ánimo cursando enfermedades como depresión.

Al dormir nuestro cerebro produce un reseteo y "limpia" sustancias de desecho que se han acumulado durante el día. Cuando no descansamos entre siete y nueve horas cada noche, no dejamos ese tiempo que nuestro cerebro necesita, por lo que veremos afectada nuestra concentración y energía al día siguiente, o nuestra salud mental a largo plazo.

No pares de "crecer"

Jamie Street 94hlr Qxo8 Unsplash

La salud mental va ligada a emociones, pensamientos y acciones. Tener una vida en la que uno quiere algo, pero hace otra cosa no ayuda a que esas emociones y pensamientos sean positivos. Alejarnos de nuestro propósito nos genera un estrés crónico y una alteración mental y cognitiva.

En Japón tienen una palabra para esto: ikigai. El ikigai es nuestra razón de ser, el propósito por el que nos despertamos cada mañana. Dicho propósito no es solo laboral, puede ser personal con uno mismo o social con los demás.

Tampoco debemos irnos a extremos donde podemos sentirnos frustrados porque escapan a nuestras posibilidades, al menos actuales. Cuando nos despertamos para hacer algo que nos gusta tendremos más energía y estaremos más activos. A largo plazo nuestro cerebro y la salud mental se beneficiarán de ese bienestar.

En Vitónica | Estos son los peores alimentos para tu cerebro, según los expertos en nutrición y psiquiatría de Harvard

Imágenes | Unsplash

Temas
Inicio