Compartir
Publicidad

Dormir bien: errores a evitar antes de irse a la cama

Dormir bien: errores a evitar antes de irse a la cama
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El descanso es uno de los pilares fundamentales de una vida sana. Dentro de este pilar se discute mucho sobre la cantidad y la calidad del sueño. Hoy vamos incidir sobre la calidad, en esas cosas que no hay que hacer antes de irse a la cama, para así mejorar nuestro descanso.

Todo lo que sea favorecer el descanso ayudará a que al día siguiente nuestro cuerpo esté más recuperado. Sobre todo si eres deportistas, donde los procesos regenerativos después de un entrenamiento cobran mucha importancia. Veamos esos errores que debemos evitar antes de irnos a la cama:

  • La tecnología antes de dormir: esta es una cuestión bastante difícil de conseguir. Me atrevería a decir que mirar el móvil, la TV o tablet es una de las últimas cosas que hacemos antes de dormir y lo primero al levantarnos. Ya vimos como la luz de los dispositivos móviles dificulta nuestro descanso. Mejor leer un buen libro o escuchar música relajante antes de ir a dormir. Lo ideal es, 30 minutos antes, olvidarnos de las nuevas tecnologías. Aún así, el móvil nos puede ayudar a mejorar nuestro descanso, si lo utilizamos de forma adecuada.
  • Comer demasiado: cenar unas dos horas antes de irnos a la cama será suficiente para evitar esa sensación de pesadez que puede dificultar el descanso. También, evitar comer antes de irnos a la cama alimentos muy pesados, carnes magras, salados o picantes, que nos alargarán demasiado la digestión o puedan provocar pirosis.
  • El uso de cafeína y estimulantes: tomar un café incluso seis horas antes de irnos a la cama puede afectar a nuestro sueño. Evidentemente esto depende mucho de nuestra tolerancia a la cafeína y demás estimulantes, como pueda ser la nicotina o la taurina de ciertas bebidas. Es mejor dejar los estimulantes para la mañana y así no entorpecer la conciliación del sueño.
  • Los baños calientes: aunque un buen baño o ducha caliente resulta relajante y podemos pensar que nos ayuda a conciliar el sueño, si nos metemos en la cama demasiado pronto después del baño, puede dificultarlo, al estar la temperatura alterada. Si eres de los que se ducha antes de dormir, intenta que al menos pase una hora entre la ducha y la cama, ya que el organismo necesita algunos minutos para volver a la temperatura óptima para el descanso. Si al final de la ducha haces baños de contraste, ayudará a restablecer antes la temperatura corporal.
  • Las pastillas para el resfriado: ciertas pastillas, como los descongestionantes o las utilizadas para alergias, pueden activarnos y estimularnos por su composición. Aquí es importante si tenemos problemas para conciliar el sueño, que consultemos al médico si nos receta algún fármaco para paliar los síntomas de un resfriado o alergia.
  • Es importante establecer una rutina del sueño que funcione, para así repetirla y asegurarnos de que la calidad va a ser óptima. Por supuesto, esto no es fácil, se trate de ir probando hasta establecer los hábitos que más nos faciliten el sueño.

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio