Compartir
Publicidad

El ejercicio alivia temporalmente las ganas de fumar

El ejercicio alivia temporalmente las ganas de fumar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde Vitonica no paramos de promocionar el ejercicio como parte importante de un estilo de vida saludable, así como el abandonar o, al menos, reducir hábitos nocivos, como el fumar. Pues bien, una nueva muestra de lo beneficioso de practicar actividad física es que el ejercicio físico parece que ayuda a aliviar temporalmente las ganas de fumar.

En una investigación que combina datos de 19 ensayos clínicos se confirma algo que ya se había establecido en otros estudios similares: una sesión de ejercicio físico general ayuda a reducir las ansias de nicotina.

Los investigadores señalan que el ejercicio parece tener beneficios temporales en cuanto a reducir la necesidad de fumar, comparando a los sujetos a los que se les indicó la realización de algún tipo de ejercicio (caminar deprisa, ir en bicicleta) con otros grupos del estudio que no hacían actividad, o hacían actividades pasivas.

El por qué no está del todo claro, y se requiere más investigación al respecto. Puede que sea un efecto orgánico (endorfinas liberadas al organismo después del ejercicio físico, bien por la distracción, por estar concentrados en una actividad que haga que se olvide la necesidad de fumar. La necesidad de fumar es en gran parte orgánica, pero también tiene un componente psicológico muy importante, por lo que los efectos beneficiosos a nivel mental del ejercicio (incluso leve) puede que sean claves para este tipo de resultados.

Hay que decir que el estudio, sinceramente, tampoco es gran cosa. Viene a decir más o menos lo que ya sabemos sin aportar unos resultados espectaculares; sin embargo creo que es importante resaltar una vez más lo útil que puede ser el ejercicio, también como elemento dentro de una terapia para dejar de fumar.

Aprovecho para recordar que hacer ejercicio no anula los efectos nocivos de fumar, por lo que lo mejor es renunciar del todo al cigarrillo y sustituirlo por las endorfinas liberadas al hacer actividad física moderada o intensa, ya que dejar de fumar, incluso a edades muy avanzadas, sí que tiene un efecto significativo en la salud, aumentando la esperanza de vida y calidad de la misma.

En Vitonica | 31 de mayo: Día mundial sin tabaco

Imagen | Ryan Vaarsi

Fuente | eleconomista.es

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos