Publicidad

El watsu, una manera de relajarnos en el agua

El watsu, una manera de relajarnos en el agua
1 comentario

Publicidad

Publicidad

En los últimos días en Vitónica estamos teniendo muy en cuenta la piscina como un medio donde no solo disfrutamos en verano, sino que además es un lugar donde podemos gozar de numerosas actividades sin dañar nuestro cuerpo y consiguiendo mejores resultados que en tierra en la mayoría de las veces. Por ello cada vez son más las actividades que realizaremos en el agua. El watsu es una de ellas, y por eso queremos detenernos en los beneficios que tendrá para nuestra salud.

El watsu es una técnica de relajación que tiene lugar en el agua, un medio relajante de por sí. Se trata de una serie de masajes y acciones sobre nuestro cuerpo encaminadas a conseguir la relajación absoluta del mismo. La técnica nació en Estados Unidos y se ha ido extendiendo por todo el mundo, hasta el punto de ser una de las técnicas de relajación más demandadas en la mayoría de centros de wellness y masajes. Por ello nos queremos acercar un poco más a ella.

Desarrollo de la actividad

El medio donde tienen lugar las sesiones de watsu es una piscina poco profunda con una temperatura media del agua de treinta y cinco grados para que nuestro cuerpo no sienta el frío del agua, evitando que la relajación sea completa. En este lugar siempre realizaremos estas sesiones de relajación de la mano de un terapeuta que será quien nos guíe a lo largo de la sesión. Nosotros simplemente nos dejaremos llevar por esta persona que accionará en nuestro cuerpo los mecanismos para la relajación y el bienestar.

Para la realización de esta actividad no es necesario saber nadar, simplemente debemos relajarnos y dejarnos flotar. De este modo el terapeuta lo que hará durante la sesión será aplicar presión y realizar movimientos con nuestro cuerpo encaminados a eliminar la tensión que determinadas zonas de nuestro cuerpo tienen. Precisamente estos son los atractivos del watsu, y es que la relajación es máxima al estar en el agua y recibir masajes al mismo tiempo.

Beneficios físicos

Los beneficios que esta actividad nos ofrece son muchos. En primer lugar destacaremos los niveles de relajación que nos hace conseguir debido al medio en el que los masajes se llevan a cabo. Esto nos servirá para aliviar el estrés del día a día. Como consecuencia de esto mejoraremos el tono muscular, pues al relajarnos los músculos perderán gran parte de la tensión que puede llegar a afectarnos y pasarnos factura con el paso del tiempo.

Es una buena manera de oxigenar nuestro cuerpo, ya que durante toda la actividad la respiración lenta y profunda es esencial. Esto nos ayudará también a dormir y descansar mucho mejor y presentar un aspecto físico más sano y descansado. Al relajar la musculatura lo que conseguiremos también será mejorar la flexibilidad y activar la circulación sanguínea en todo el cuerpo. Pero no solo la tranquilidad que nos da es física, sino que a nivel mental nos ayudará a mantenernos más estables y tranquilos.

También es una buena herramienta para mejorar o tratar dolencias como la artritis, los dolores reumáticos, la fibromialgia, las desviaciones de columna... A esto debemso sumar que contribuye a mejorar el estado de las articulaciones. Por ello es importante que probemos esta modalidad de relajación en el agua para aplicar a nuestra propia salud un método innovador y beneficioso totalmente para la salud general.

Imagen | CoreyPud

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir