Compartir
Publicidad
Publicidad

Evitar el aumento de peso producido por los años

Evitar el aumento de peso producido por los años
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuantas veces hemos escuchado eso de que con los años se pierde la línea y se cogen kilos sin saber cómo ni por qué. Muchos de nosotros aceptamos esto como una verdad absoluta, aunque es importante que sepamos las causas que provocan esto y cómo lo podemos evitar.

El aumento de peso es algo de lo que no nos damos cuenta con el paso de los años, y es que nuestro metabolismo se ralentiza y como consecuencia necesitamos menos energía para poder realizar nuestras funciones vitales. Este es el curso natural de la vida, pero existen formas de evitar que el metabolismo frene su actividad poco a poco, ya que esta es la principal causa del aumento de peso con la edad.

Antes de nada debemos tener en cuenta que un cuerpo adulto no es igual que el de un niño o un adolescente, ya que estos solamente por el hecho de estar creciendo consumen más energía que una persona que está totalmente formada y los nutrientes que necesita van directamente al mantenimiento de sus funciones vitales. Estas diferencias son las que suelen hacer que personas que de jóvenes eran delgadas de adultas tengan sobrepeso.

Con el paso del tiempo el metabolismo basal necesita menos aporte de nutrientes para mantenerse, es por esto que tenemos que cambiar nuestros hábitos alimenticios en primer lugar para no aumentar de peso bruscamente a medida que nos hacemos mayores. No es lo mismo la dieta que seguimos de jóvenes, cargada de alimentos llenos de energía y calorías para afrontar el día a día, que la que tenemos que seguir con los años, en la que los alimentos hipocalóricos y libres de grasas tienen que ser la tónica.

No debemos olvidar que la principal causa que hace que engordemos con los años es el ralentizamiento de nuestro metabolismo, para evitar esto es importante mantenerlo activo. La mejor forma de conseguirlo es practicando deporte, pues nuestro gasto energético será mayor a la vez que contribuimos a acelerar y optimizar el riego sanguíneo logrando una regeneración de los tejidos corporales que necesitarán alimento.

Con el ejercicio el consumo basal es mayor que si no lo practicamos, por lo que el gasto energético aumenta aún estando en reposo, de manera que quemamos más calorías que si no realizamos ejercicio. De esta manera lograremos mantener el peso con mayor facilidad evitando engordar con los años. Pero además el ejercicio nos ayudará a mantenernos más fuertes y tener unos músculos y articulaciones más jóvenes frenando el efecto del paso del tiempo.

A esta aceleración metabólica tenemos que contribuir no sólo con el ejercicio, sino también con la alimentación, y es que es importante seguir una disciplina en lo que acomidas se refiere. Es muy importante no saltarse ninguna comida y hacer por lo menos 5 al día. Éstas deben ser pequeñas y con ellas mantendremos a nuestro metabolismo activo. Sobre todo tenemos que destacar la importancia del desayuno nada más levantarnos, y es que es la mejor forma de activar el metabolismo al comenzar el día.

Es importante que adquiramos una serie de rutinas encaminadas a envejecer lo mejor posible, evitando el deterioro de nuestro cuerpo y el envejecimiento prematuro, y es que se puede llegar a anciano en perfectas condiciones y sin sobrepeso.

Imagen | Gettyimages / Autor Westend61

En Vitonica | Retrasa el envejecimiento corriendo En Vitonica | Top 5 de alimentos anti-envejecimiento En Vitonica | Más lácteos para no engordar En Vitonica | El ejercicio aeróbico previene el envejecimiento cerebral

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos