Compartir
Publicidad
Las claves para cumplir tus objetivos en 2018 (y no dejarlos de lado en febrero)
Wellness

Las claves para cumplir tus objetivos en 2018 (y no dejarlos de lado en febrero)

Publicidad
Publicidad

Hacer propósitos cuando empieza un año nuevo es tan típico como abandonarlos unos días después cuando la fuerza de la costumbre comienza a imponerse y nos falla la motivación para llevarlos a cabo.

Pero que los propósitos no duren ni hasta febrero es un tópico que no hay por qué cumplir. Al menos, no rindiéndose a la primera. No podemos llevarlos adelante por ti, pero sí podemos darte algunos consejos para cumplirlos más fácilmente.

1. Sé realista

A veces la ambición se nos va de las manos y partimos de la casilla de salida condenados al fracaso. Si no estás acostumbrado a hacer deporte, probablemente fijarte como objetivo correr una maratón sea pasarse un poquito de optimista, ¿no te parece?

Fíjate objetivos realistas, lo suficientemente elevados para motivarte pero que no sean tan desbocados para desanimarte por su dificultad. En el punto medio está la virtud.

ejercicio-propositos

2. Elige los tuyos propios

Está muy bien oír o leer las listas de propósitos que se fijan los demás para inspirarse, pero al final, tienes que ser tú el que fije tus objetivos para el nuevo año.

chica-fuerte

Si simplemente copias las ideas de otros te costará más alcanzarlos porque no los sentirás como propios, no se ajustarán a tus hábitos y posibilidades y te costará menos renunciar a ellos.

3. Escríbelos de tu puño y letra

escribir-propositos

No tienen que ser muchos, empezar con 2 o 3 es más que suficiente. Cuando los tengas, escríbelos, pero de verdad. Con papel y boli. En tu agenda, o en un papel que puedas pegar en la pared donde los tengas a la vista. Ponlos allí donde no puedas escapar de ellos.

4. Desmenúzalos

Un propósito de año nuevo es algo poderoso y general: dejar de fumar, bajar de peso, ponerse en forma...

objetivos-propositos

Para asegurarte de que avanzas para conseguirlo, desmenúzalo. Divídelo en metas más concretas, y éstas en tareas a más corto plazo.

Por ejemplo, si quieres dejar de fumar, una meta puede ser elegir con qué método vas a trabajar para conseguirlo, y una tarea, informarte de qué métodos hay a tu alcance y consultar a tu médico por cuál es el que más te conviene.

Dividir tus propósitos en metas y tareas los convertirá en algo pautado y te dará un plan a seguir, además de motivarte a medida que vayas cumpliéndolas.

5. Trabaja en grupo

entrenar-en-grupo

Piensa que no tienes que hacerlo tú solo. Si tus propósitos lo permiten (por ejemplo, correr una maratón), busca grupos con los que puedas trabajar para conseguirlos. Eso los convertirá en una actividad social más, en algo divertido en lo que conocer a gente y divertirte. Tendrás más ganas de avanzar y te costará más abandonar.

6. Ve documentando tus progresos

La satisfacción de lograr un objetivo, o de dar un nuevo paso hacia él, solo es comparable con la satisfacción de apuntarlo, fotografiarlo o registrarlo de algún modo.

Ve marcando en el calendario cuántos días llevas sin fumar, apunta cuánto tiempo has entrenado hoy y qué tiempos o ejercicios has conseguido, hazte una foto periódicamente para comprobar cómo va cambiando tu cuerpo, ve apuntando las recetas nuevas que aprendas.

Lo que quieras. Al ver pasar las semanas e ir revisando tus progresos, sentirás muchas más ganas de no abandonar y seguir avanzando.

documenta-progresos-propositos

7. Si fallas, no te rindas

Aunque tengas toda la motivación del mundo y por mucho que nosotros te demos consejos desde aquí, es probable que en algún momento des un tropiezo: quizá sea una recaída en el tabaco, unos cuantos día sin entrenar o recuperar parte del peso que habías logrado perder.

¡No te rindas! Los cambios de hábitos profundos no son fáciles y un error o momento de desmotivación lo podemos tener todos, pero lo importante es que se queden en eso, momentos, y no se conviertan en una vuelta a antiguas costumbres.

fallo-motivacion-rendir

En vez de dejar que eso te arruine el esfuerzo invertido, retoma tu propósito y deja ese momento de debilidad atrás. No hay ningún motivo para no seguir trabajando en tus objetivos.

Imagen | iStock
En Vitónica | La guía definitiva para cumplir los propósitos saludables de año nuevo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos