La obesidad ya se puede tratar con una simple inyección: te contamos todo acerca de Saxenda

La obesidad ya se puede tratar con una simple inyección: te contamos todo acerca de Saxenda
Sin comentarios

La obesidad puede afectar indistintamente a hombres y mujeres: un 16,5% de los hombres y un 15,5% de las mujeres sufren de este problema en España.Este problema se aborda principalmente a través de un cambio de hábitos pero para algunos casos muy concretos se les puede abrir una vía a través de fármacos como el Saxenda, un medicamento que se inyecta de manera diaria y cuyo principio activo es la liraglutida, el mismo que se utiliza para tratar la diabetes tipo 2.

Qué función tiene este fármaco

Según la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, Saxenda es un medicamento para perder peso que contiene el principio activo liraglutida. Es parecido a una hormona de origen natural llamada péptido-1 similar al glucagón (GLP-1) que se libera en el intestino después de comer.

Saxenda actúa sobre los receptores del cerebro que controlan el apetito y les hace sentirse más llenos y menos hambrientos. De esta forma, puede ayudar a comer menos y reducir el peso corporal.

jl

Quiénes se pueden beneficiar de Saxenda

Actualmente Saxenda se utiliza para perder peso junto a una dieta adecuada y la realización de ejercicio en adultos de más de 18 años con:

  1. Un IMC de 30 kg/m2 o superior (obesidad) o
  2. Un IMC de 27 kg/m2 y hasta menos de 30 kg/m2 (sobrepeso) y problemas de salud relacionados con el peso (como diabetes, presión arterial alta, niveles anormales de grasas en sangre o problemas respiratorios durante el sueño denominados “apnea obstructiva del sueño”)

La recomendación que se hace es que Saxenda solo debe seguir utilizándose si se ha perdido al menos el 5% del peso corporal inicial después de 12 semanas en tratamiento con una dosis diaria de 3,0 mg.

Por otro lado, Saxenda se puede utilizar para controlar el peso en pacientes adolescentes desde los 12 años con estas condiciones:

  1. Obesidad (diagnosticada por el médico)
  2. Peso corporal superior a 60 kg

En cambio, en adolescentes de 12 años o más, solo debe seguir utilizándose Saxenda si se ha perdido al menos el 4% de su IMC después de 12 semanas en tratamiento con una dosis de 3,0 mg/día o dosis máxima tolerada (dosis que deberá decidir el propio médico).

ln

Efectos secundarios de Saxenda

Como cualquier fármaco, el uso de este también puede ocasionar efectos secundarios que, dependiendo de la persona, serán más o menos graves. Dentro de los efectos secundarios podemos encontrarnos con:

  • Dolor de cabeza
  • Estreñimiento
  • Acidez estomacal
  • Secreción nasal, estornudos o tos
  • Cambios inusuales de humor o en el comportamiento,
  • Vómitos y náuseas
  • Inflamación de los ojos, el rostro, la boca, la lengua o la garganta,
  • Sarpullido y un largo etc.

Es muy importante repetir y aclarar que el uso de Saxenda solo debe ser autorizado por un médico y que en ningún caso se debería usar sin ningún tipo de prescripción.

Finalmente, sugerimos que en caso de tener sobrepeso u obesidad, se utilice o no Saxenda, se haga ejercicio físico de alta y baja intensidad (por los beneficios que tiene cada uno) y se lleve a cabo un cambio de hábitos alimentarios ya no solo con el fin de perder grasa corporal, sino por la mejora de salud en todos los aspectos que puede llevar.

En Vitónica | Tengo obesidad, ¿puedo hacer pesas? Esto es lo que la ciencia dice al respecto

En Vitónica | Orden de objetivos en personas con obesidad: primero la funcionalidad y la salud metabólica, y segundo el peso corporal, pero no al revés

Imágenes | iStock

Temas
Inicio