Compartir
Publicidad
Preguntas (y sus respuestas científicas) para entender que no hay una dosis segura de alcohol
Wellness

Preguntas (y sus respuestas científicas) para entender que no hay una dosis segura de alcohol

Publicidad
Publicidad

Es un mito bastante extendido el de que beber alcohol, si lo hacemos con moderación, no solo no es perjudicial, sino que puede ser hasta beneficioso para la salud. La famosa copita de vino tinto al día, ¿no? Pues no.

Cada vez hay más estudios que apuntan a que no, no hay una dosis segura y hasta los que beben con moderación corren el riesgo de sufrir las consecuencias negativas del alcohol para su salud.

Como se trata de un tema complicado y sobre todo sensible (el alcohol parece ser parte casi inevitable de nuestra vida cotidiana y social) la OMS tiene un conjunto de preguntas y respuestas sencillas para explicar este problema. Aquí vamos a ampliar esas respuestas con estudios científicos que apoyan la idea de que no, no hay una dosis de alcohol que resulte segura para nuestra salud.

¿Cómo puedo bebe alcohol de forma segura?

Lo siento pero no hay ninguna forma. Claro que cuanto menos bebas, mejor, pero no hay un límite que se considere seguro. O mejor dicho, sí que lo hay: es 0, porque cada vez está más claro que incluso el consumo moderado aumenta el riesgo de cáncer. Habla de ello el científico Pablo Barrecheguren en este artículo publicado en Materia, en El País.

botellas-alcohol

Es una de las conclusiones de este metaanálisis en el que se analizaron varios estudios epidemiológicos sobre cáncer y consumo de alcohol. Los investigadores observaron que, a mayor consumo, mayor riesgo, sin que haya un nivel de consumo mínimo que se considere seguro.

Otros estudios muestran que determinados tipos de cáncer, como el cáncer de mama, parecen especialmente sensibles al consumo de alcohol y que incluso un consumo mínimo, inferior a una bebida alcohólica diaria aumenta el riesgo de cáncer entre un 4 y un 15%.

¿Pero no bebe todo el mundo?

copas-alcohol

Es lo que nos parece en Europa, la región del mundo donde más se bebe. Con datos de 2010 publicados en 2014, la última actualización del ranking de la OMS, los países con un mayor consumo de alcohol anual per cápita son: Bielorrusia (17,6 litros de alcohol puro por persona al año), Moldavia (16,8L), Lituania (15,5L), Rusia (15,1L), Rumanía (14,4L), Ucrania (13,9L), Andorra (13,8L), Hungría (13,3L), República Checa (13L) y Eslovaquia (13L).

En ese ranking España se sitúa en el puesto número 28 con 11,2 litros de alcohol puro por persona al año. Entre los 30 primeros países solo se cuelan cuatro que no son europeos: Granada (puesto 13), Corea del Sur (puesto 17), Australia (puesto 19) y Sudáfrica (puesto 30).

¿De verdad el alcohol es tan malo?

Lo cierto es que sí. Por detrás de la edad, es el principal factor de riesgo de múltiples tipos de cáncer, especialmente de boca, de garganta, de esófago, de laringe, de hígado y de mama, y también aumenta el riesgo de cáncer de páncreas y colorrectal.

copa-gintonic-alcohol

Esto ocurre por distintas vías. Por un lado, por la metabolización del etanol del alcohol, que da como resultado un compuesto llamado acetaldehído, considerado cancerígeno en humanos. Por otro, porque reduce la capacidad del cuerpo para procesar adecuadamente algunos nutrientes asociados a un menor riesgo de cáncer, como la vitamina A, B o C entre otras.

¿Pero no era buena una copa de vino tinto al día?

copas-vino-tinto

En realidad no. Algunos estudios sugieren que los hombres de media edad que consumen vino tinto de forma moderada tienen un menor riesgo de accidentes cardiovasculares y enfermedades metabólicas (infartos, ictus y diabetes tipo 2). Sin embargo, los riesgos que derivan de ese consumo (el mencionado riesgo de cáncer) sobrepasan esas posibles ventajas. El beneficio para esas personas sería mucho mayor si en vez de beber una copa de vino al día aumentasen su actividad física diaria.

¿También es peligroso para los adolescentes?

Especialmente para los adolescentes. El cuerpo y el cerebro de los adolescentes aun está en desarrollo, y en algunos casos lo estará hasta los 25 años. Además de causarles los mismos daños en el hígado y de aumentar el riesgo de cáncer, puede interferir con el desarrollo de su cerebro y dejar secuelas a largo plazo.

adolescente-beber-alcohol

Por ejemplo, el alcohol puede causar daños en el hipocampo, una zona del cerebro involucrada en la memoria y el aprendizaje. Puesto que durante la adolescencia esta zona aun está en desarrollo, algunos estudios han mostrado que los adolescentes que beben cantidades de alcohol considerables tienen hipocampos más pequeños que sus compañeros. Esto afectará a su potencial de aprendizaje durante su vida adulta y en definitiva a su calidad de vida.

El alcohol también puede dejar secuelas en el córtex prefrontal del cerebro, el que interviene en el control del pensamiento racional, el lenguaje, la impulsividad y la personalidad. Cuando los adolescentes se comportan de forma impulsiva y poco racional se debe a que su córtex prefrontal aun se está desarrollando, y el consumo de alcohol puede causar daños en esas células en formación.

Aunque no beba mucho, ¿también debería dejarlo?

cerveza-botellin

Incluso si tu consumo de alcohol es reducido, reducirlo aun más o eliminarlo por completo puede suponer beneficios para tu salud y que te encuentres mejor. Por un lado, reduces ese riesgo de cáncer y otras enfermedades asociadas al alcohol incluso en dosis moderadas.

Por otro lado, hay otras facetas que han demostrado mejorar al eliminar el alcohol de la dieta, como mayor facilidad para perder peso o menos problemas para dormir.

Imágenes | Unsplash
En Vitónica | El peligro de la moderación: no existe una dosis segura de alcohol

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos