Compartir
Publicidad

Runnorexia: los mecanismos que se esconden detrás de lo que se conoce como la "adicción a correr"

Runnorexia: los mecanismos que se esconden detrás de lo que se conoce como la "adicción a correr"
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La realización de deporte de manera habitual es extremadamente saludable tanto para nuestro cuerpo, como para nuestra salud mental. Salir a correr, sin ir más lejos, ayuda a mejorar el estado de nuestra memoria, pero también, reduce los niveles de estrés y favorece nuestra función cognitiva.

Sin embargo, en algunos casos, se acusa al running de crear cierta "adicción" que puede afectar a los corredores. Se considera casi que algunos corredores pueden ser considerados adictos a correr, lo que podría afectar a su vida personal y profesional y ya tiene un nombre: runnorexia.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que no existe ningún manual clínico en el que la runnorexia esté catalogada o exista como una adicción. En este sentido, se parece a lo que se conoce como adicción al trabajo - o workaholic - o adicción a las compras. No siguen los mismos mecanismos que la adicción a sustancias - ni afectan al mismo nivel - pero si pueden influir en nuestro bienestar y en nuestra calidad de vida.

En lo que se refiere a la "adicción" al running, por el momento existen muy pocas investigaciones al respecto y las que existen no solo se refieren al running, sino a la adicción al deporte en general. En estas investigaciones se señala que alrededor de un 18% de las personas que practican deporte de manera habitual presentan cierta adicción hacía dicho deporte, especialmente en el caso de ejercicios aeróbicos.

Quino Al 480679 Unsplash

Los factores asociados a esta situación señalan a variables físicas y ambientales. En el caso de las variables físicas, el placer generado por la liberación de endorfinas puede influir como refuerzo. En el caso de las variables ambientales, la imagen social y personal que se tiene sobre los deportistas influiría en los mecanismos que llevan a la adicción.

Algunas personas, cuyo rol como deportista, tiene un papel especialmente importante en la elaboración de su identidad personal y que tienen ciertos niveles de ansiedad. Estas personas pueden sentir que su valor como deportista determina también su valor como ser humano y persona. Si fracasan como deportistas o runners también sentirían estar fracasando como personas.

Esto puede llevarles a seguir comportamientos compulsivos que les hagan sentir la necesidad de salir a correr, o a hacer deporte, por encima de cualquier otra cosa, para dejar de sentir culpa o apaciguar el miedo a no ser suficientemente buenos. Estos mismos mecanismos pueden influir en las personas que se vuelcan de manera excesiva en otras cosas, como el trabajo. El resultado es que acaba afectando a su vida social, laboral, y a su bienestar mental.

La recomendación en estos casos es que las personas que estén viendo afectada e interferida su vida habitual por la realización compulsiva de deporte pueden solicitar ayuda a profesionales de la salud mental que les ofrezcan herramientas adecuadas para manejar su malestar y los procesos que están afectando a su utilización del deporte.

Imágenes | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio