Compartir
Publicidad
Sentadillas: Buen ejercicio también en personas muy mayores
Wellness

Sentadillas: Buen ejercicio también en personas muy mayores

Publicidad
Publicidad

Las sentadillas son básicas en prácticamente cualquier rutina de entrenamiento. Un ejercicio potente, con muchas variaciones, con posibilidad de hacerse con o sin materia, con peso libre, con ayuda...

Por todos estos motivos también puede adaptarse para ser un buen ejercicio para que lo realicen personas mayores, pues se pueden obtener buenos resultados, aunque, lógicamente, hay que adaptar las sentadillas a la persona y sus características.

Trabajo con personas mayores,muy mayores (no es raro un gran número de personas con más de 90 años) y siempre busco la manera de introducir ejercicios como las sentadillas (sin peso) en el trabajo físico que hago con ellos.

Sentadillas, también en personas muy mayores

En personas de esta edad, es frecuente que haya problemas articulares, siendo caderas y rodillas articulaciones que suelen dar problemas. En el caso concreto de las rodillas, procesos como artrosis producen dolor y limitación, por lo que es necesario buscar soluciones.

El ejercicio adaptado a las capacidades de las personas mayores ayuda a reducir el dolor, la incapacidad y mejora la calidad de vida. Las sentadillas suponen un ejercicio funcional, pues el gesto de levantarse y sentarse de una silla puede ser difícil para algunas personas mayores con limitaciones.

Utilizar este ejercicio combinado con otros de corrección de la postura y del equilibrio es una útil herramienta que empleo a diario en mis sesiones de trabajo con personas mayores, buscando mejorar su autonomía y su confianza en coseguir gestos y movimientos que pensaban que no podrían lograr.

Sentadillas para mejorar la calidad de vida

Entrenar la sentadilla, sin peso o con ligera carga, dependiendo del caso, ayuda a mejorar la capacidad para sentarse y levantarse, algo básico para la autonomía personal.

Utilizar un punto de apoyo, como unas espalderas o el respaldo de una silla, puede ser una buena forma de dar seguridad. Es importante trabajar la técnica y realizar muchas correcciones, insistiendo más en corregir el gesto y la postura y reforzar lo que se hace bien que insistir en bajar mucho, pues es bastante probable que se realicen compensaciones y se cometan muchos errores.

Adaptar el ejercicio a la persona, aunque sea un sujeto débil, ayuda a mejorar sus capacidades y su bienestar, por lo que es necesario concienciar de la importancia del ejercicio y ponerlo en práctica.

En Vitónica | Ejercicio y mejora de la calidad de vida en personas muy mayores

Imagen | hey mr glenn

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio