Siete consejos avalados por la ciencia para ayudarnos a bajar la presión sanguínea
Wellness

Siete consejos avalados por la ciencia para ayudarnos a bajar la presión sanguínea

HOY SE HABLA DE

La presión arterial es la fuerza con la que el corazón bombea la sangre contra las paredes de las arterias. La hipertensión, por tanto, es cuando el corazón bombea muy fuerte, pudiendo a largo plazo ocasionar graves problemas.

La hipertensión arterial sistémica es el factor de riesgo modificable más importante para la morbilidad y mortalidad por todas las causas en todo el mundo y se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. Aun así, la ciencia ha demostrado que a través del cambio de ciertos hábitos, podemos conseguir bajar la presión arterial, y te contamos cómo.

Aumenta los alimentos de origen vegetal

Muchos de los alimentos de origen animal tienen gran cantidad de colesterol que, si se consume de manera muy abusiva y durante mucho tiempo, podría afectar al colesterol plasmático y a las paredes arteriales.

Es por ello que, consumir alimentos de origen vegetal es muy buena opción para disminuir la presión arterial, ya que no tienen colesterol y, además, tienen moléculas que pueden ayudar a retirar el colesterol que ya tenemos en sangre o en las arterias. Esto hace que el corazón tenga menos razones para bombear fuerte y, por ello, la presión arterial disminuirá.

j

Haz ejercicio físico

El ejercicio es la mejor medicina que existe, ya que previene muchísimas enfermedades y trastornos como pueden ser el cáncer, diabetes tipo 2, Parkinson, Alzheimer, etc. Y no solo lo previene, sino que puede ayudar, de alguna manera, a curar algunas de ellas por todas las propiedades que tienen realizar ejercicio de alta intensidad.

Hacer ejercicio físico permite que el corazón se adapta a altas intensidades, teniendo que bombear más fuerte y mayor cantidad de sangre por latido de forma aguda. El corazón se adapta al ejercicio teniendo que bombear más sangre por latido (que no significa que tenga que ser más fuerte la tensión arterial). Esto hace que, para movilizar la misma cantidad de sangre, no tenga que bombear tan fuerte, por lo que la tensión arterial también disminuye.

Pierde grasa corporal

Aquellas personas que tienen más grasa corporal, suelen tener una mayor tensión arterial, por lo que a mayor porcentaje de grasa tengas, más probabilidades de tener problemas con la hipertensión.

Por ello, se recomienda que se pierda grasa, pero no de cualquier manera, sino a través de una dieta, sobre todo, basada en alimentos de origen vegetal, ejercicio físico de alta intensidad y un buen descanso.

n

Toma el Sol de manera controlada

El Sol tiene muchísimos beneficios, y uno de ellos es la disminución de la tensión arterial. El Sol genera una molécula llamada óxido nítrico, que es un gas que lo que hace es dilatar las arterias. Si las arterial están dilatadas, la presión disminuirá, por lo que se si se toma el Sol durante todo el año, el óxido nítrico que tengamos en sangre, se mantendrá estable.

Disminuye la cantidad de sal que tomas a diario

Tanto el sodio como el cloro son minerales que necesitamos para vivir, no podemos retirarlos así como así. Pero eso no significa que tengamos que echarle cantidades ingentes de sal a la comida.

Cuando tomamos mucha cantidad de sal, el sodio que hay en sangre hace que el agua de dentro de las células pase al torrente sanguíneo, aumentando muchísimo el volumen de sangre que tiene que bombear el corazón. Ese aumento del volumen hace que el corazón tenga que bombear más fuerte para poder desplazar toda la sangre (aumentando la tensión).

Si disminuimos la cantidad de sal, disminuirá la cantidad de sodio que tengamos en sangre y, finalmente, la tensión arterial.

Cuanto menos fumes, mejor

La relación entre el tabaco y la hipertensión es totalmente causal y que, cuanto más se fume, mayor tensión arterial tendremos. Fumar genera un deterioro de la función endotelial, aumento de la rigidez arterial, la inflamación, la modificación de los lípidos (sobre todo colesterol, que lo hace más aterogénico y más propenso a formar placas).

Además, fumar aumenta el sistema nervioso simpático y hace que el corazón bombee más fuerte. Por tanto, si eres una persona con la presión arterial elevada y fumas, dejar de hacerlo o, al menos, hacerlo en menor cantidad, te ayudará a disminuir tu riesgo cardiovascular.

k

Reduce el estrés

Según la RAE el estrés es "la tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves". Se ha observado que el estrés genera un aumento de la tensión arterial por un aumento del sistema nervioso simpático.

Por tanto, dentro del apartado de la reducción del estrés, se pueden realizar varias estrategias como:

  1. Hacer ejercicio
  2. Escuchar tu música favorita
  3. Permitirnos el apoyarnos en nuestra gente cercana
  4. Tener sexo

En Vitónica | A más actividad física, mayor reducción del riesgo de morbilidad y mortalidad en quiénes tienen enfermedades cardiovasculares

En Vitónica | Entrenamiento de fuerza para tratar enfermedades cardiovasculares: hay vida más allá de las caminatas y la resistencia

Imágenes | iStock

Temas
Comentarios cerrados
Inicio