Diferentes tipos de gelatinas

Síguenos

gelatina.jpg

Desde hace un tiempo en Vitónica se ha despertado un gran interés por las gelatinas y el consumo de las mismas. Muchas son las preguntas al respecto sobre este alimento que muchos deportistas consumen a diario. Por este motivo en esta ocasión queremos disipar algunas dudas sobre la gelatina, en concreto vamos a centrarnos en los diferentes tipos de gelatinas que podemos encontrar, ya que no todas son iguales ni tendrán los mismos beneficios para el organismo.

Las cualidades que normalmente se le aplican a este alimento son las de dotarnos de cantidades importantes de proteínas, además de ser una importante fuente de colágeno adecuado para las articulaciones. En principio esta es la base de la gelatina, y por ello se ha convertido en un alimento estrella a la hora de incluirla en las dietas deportivas, pero no siempre todas las gelatinas que encontramos en el mercado son las más adecuadas para nuestra alimentación, ya que no contienen estas cualidades ni nada que se les parezca.

La gelatina en su origen es cartílago animal licuado. Dicho así parece algo muy rudo y bestia, pero nada más lejos de la realidad. Si observamos por ejemplo un asado veremos que al someter la carne a la acción del calor ésta suelta un líquido que al enfriarse se queda gelatinoso. Esta gelatina es la que contiene altas cantidades de proteínas y de colágeno de origen animal, pues se ha extraído directamente de esta fuente. Este tipo de gelatina animal es la que tiene la fama que actualmente se le atribuye a todo tipo de gelatina.

Pero existe otro tipo de gelatina que es la que encontramos en la mayoría de grandes superficies y tiendas de alimentación. Se trata de gelatinas industriales elaboradas de manera artificial. Este tipo de gelatinas simplemente imitan a las de origen animal en la textura, ya que es gelatinosa, pero no en el aporte de nutrientes, pues la gelatina industrial en su mayoría contiene altas cantidades de azúcares y agua, que nos aportan altas dosis de hidratos de carbono y nos ayudan a mantener una buena hidratación, pero no tienen proteínas, y mucho menos nos aportan colágeno como muchas personas creen.

Por este motivo es importante que sepamos elegir una gelatina adecuada a nuestras necesidades en cada momento. Es cierto que no se encuentran en todos los establecimientos gelatinas de origen animal, pero por ello debemos saber buscarlas en tiendas especializadas de alimentación o en delicatesen, ya que si queremos llevarnos a la boca una buena gelatina es necesario que sepamos donde buscarla, aunque es importante que tengamos claro que el precio de la gelatina animal es mucho más alto que el de la industrial que encontramos en cualquier establecimiento.

Imagen | bailemoselbimbo

En Vitonica | Gelatina, ¿proteínas en estado puro?
En Vitonica | Gelatina, una rica opción para hidratarnos
En Vitonica | Gelatina, proteína en estado puro

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios