¿Qué podemos hacer ante la irritación de garganta?

Síguenos

tos

La irritación de la garganta es muy común, ahora que empieza el frío. Habitualmente se presenta más fuerte por la mañana y mejora a medida que transcurre el día. La mayoría de las irritaciones de garganta son causadas por infecciones virales comunes, lo que significa que no responden a los antibióticos.

La mayoría de las irritaciones leves de garganta desaparecen pronto, y como ya se ha señalado, sin necesidad de antibióticos, pero para acelerar la mejoría se pueden seguir los siguientes consejos, que ayudan a calmar el malestar y a aliviar la tos con ayuda de remedios naturales “de toda la vida”.


  • Tomar varias veces al día un vaso de agua templada con zumo de limón y una cucharita de miel, o un vaso caliente de leche con miel. La miel ejerce una acción sedante, antitusígena y suavizante de las mucosas de las vías respiratorias; y el ácido cítrico, abundante en el limón, potencia la acción de la vitamina C, y posee un notable efecto antiséptico y antibacteriano.
  • Hacer gárgaras varias veces al día con agua tibia con sal (mezclar media cucharadita de sal en una taza de agua).
  • Los líquidos fríos o los helados ayudan en algunos casos de irritación de garganta, salvo que se esté resfriado.
  • Inhalar la esencia que desprende la cebolla cruda ayuda a aliviar la tos. Para aprovechar al máximo sus virtudes es preferible tomarla cruda, o simplemente inhalar su esencia. En la tos nocturna se pude dejar partida en un plato en la habitación (aunque luego huele el todo el cuarto pero por lo menos la persona duerme).
  • El puerro contiene una esencia de acción mucolítica similar a la cebolla

Vía | Consumer Eroski
En Vitónica | La cebolla, un medicamento muy sabroso
En Vitónica | Evitar resfriados haciendo deporte

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario