Alternativas para consumir helados con menos calorías

Sigue a

granizado

En verano siempre un refresco es nuestro aliado a la hora de combatir las altas temperaturas y conseguir que nuestro cuerpo temple su temperatura. Si nos preguntan cuál es el refresco preferido y el mejor para estas fechas, siempre diremos el helado. A pesar de todo, los helados son un tipo de alimento que contiene altas cantidades de calorías y grasas, ya que se trata de un alimento dulce. Nosotros en esta ocasión queremos dar algunas alternativas para refrescarnos en verano consumiendo muy pocas calorías.

En la preparación de los helados casi siempre se utiliza como base la leche o la nata de origen animal. Este alimento contiene altas cantidades de grasas saturadas que nos son aconsejables si lo que queremos es mantener el peso. Por ello es importante que seamos selectivos a la hora de elegir el helado o refresco apropiado en esta época del año, pues el mercado nos ofrece diferentes alternativas encaminadas a ayudarnos a mantener la línea de una manera más fácil.

Sorbetes de frutas

La fruta suele ser otro de los ingredientes que conforman los helados, y es que es la materia prima encaminada a dar sabor a este alimento. Es cierto que la fruta en sí misma no tiene apenas calorías, pero por norma general en los helados aumentan los valores, ya que se le añaden azúcares y grasas. Pero existe otra variedad de helados a base de frutas que tienen muchas menos calorías de lo habitual. Se trata de los sorbetes de frutas.

La base de un buen sorbete de frutas es la fruta, concretamente la pulpa de la misma, a la que se le añade azúcar y agua. Este preparado es una buena alternativa para refrescarnos en verano, ya que contiene muchas menos calorías y su poder de hidratación y refresco es mayor que el de cualquier otro tipo de helado. Es cierto que los azúcares añadidos aumentan la cantidad de calorías, pero podemos encontrar sorbetes elaborados a base de edulcorante so simplemente con fructosa, algo mucho más sano y ligero.

Helado de yogurt

Si lo que queremos es refrescarnos y no descuidar el aporte nutricional, podemos optar por otras modalidades en las que la nata y la crema de leche no esté presente. El helado a base de yogurt es una buena alternativa, ya que podemos utilizar yogures desnatados que apenas contienen grasas, y nos aportan un número menor de calorías. Además, podemos encontrar diferentes sabores elaborados a base de frutas y bajos en azúcares.

Granizados

Los granizados son otra buena alternativa a la hora de refrescarnos en verano y disminuir el número de calorías que ingerimos. Los granizados están elaborados a base de hielo y zumo de frutas o algunas infusiones como el té, que le dan un toque diferente y más saludable. Este refresco de verano nos ofrecerá una alta hidratación, además de refrescarnos al momento. Eso sí, el aporte nutricional es muy bajo, pero también contiene pocas calorías, ya que no es necesario añadirle azúcares, a pesar de que muchos que encontramos en el mercados sí lo contienen, pues se les añade siropes a base de azúcares.

De todos modos es importante que tengamos bien claro que frente a los típicos helados de crema o nata podemos encontrar en el mercado otras alternativas para disminuir el número de calorías que vamos a consumir. No es necesario que consumir helados sea ya sinónimo de calorías, sino que es importante que elijamos la alternativa adecuada que más se ajuste a nuestros gustos para así mantener la línea cuando el calor más aprieta.

Imagen | Hada del lago

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios