La piña mejora la digestión de la carne

Sigue a

piña y carne

En otros artículos os hemos hablado de las bondades de la piña y el mito de su efecto quemagrasa. Hoy vamos a centrarnos más en la relación que tienen la piña con la digestibilidad de la carne.

Un componente de la piña, la enzima bromelina, ayuda a romper las proteínas, haciendo que la carne sea más tierna y fácil de digerir. De este modo, la piña mejora la digestión de la carne, por lo que es buena idea añadir algo de piña como postre o en la misma preparación del plato de carne para facilitar la posterior digestión.

Esta enzima proteolítica ya se viene utilizando desde hace años en la industria alimentaria para ablandar carnes y hacerlas más tiernas. Si algún día tienes que cocinar una carne más dura, prueba a ablandarla macerándola antes con zumo de piña natural, notarás la diferencia.

En el caso de los deportistas, nuestras necesidades proteicas son mayores y en algunas comidas ricas en proteínas la digestión se puede hacer algo pesada. La piña va a ser un buen compañero de la carne para mejorar esa digestión. Para daros alguna idea, os dejo una receta de pechugas tropicales de pollo que tienen los compañeros de Directo al Paladar en su blog, si la hacéis, seguro que notáis como la carne se vuelve más tierna.

En Vitónica | Bromelina, para asimilar mejor las proteínas
Imagen | timsackton

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios